Ante una Crisis hay que Organizarse

0
42
Balletin Dance cumple 24 aqños

La comunidad de la danza argentina no ha tenido buenas noticias en los últimos meses y mientras se suceden diferentes cambios en las gestiones públicas, la incertidumbre crece

 

Por ello, diferentes agrupaciones de la danza, convocaron el mes pasado varios encuentros que permitieran reflexionar sobre la situación, evidenciando la necesidad de concretar acciones conjuntas organizadas, en favor del sector. Con los cambios en el Ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires (ver entrevista a Enrique Avogadro en esta edición) la nueva política pública, que demoró unos meses en darse a conocer, afectaría a los diferentes intereses de la danza, además de que de hecho no se abrió a principios de año la convocatoria para el Festival Ciudanza.

El colectivo denominado Danza Contemporánea Buenos Aires (DCBA) convocó a los trabajadores de la danza, a participar de una reunión el sábado 10 de marzo, y a la semana siguiente, la Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza (AATD) organizó otra asamblea en la Facultad de Derecho. Estuvieron presentes hacedores de la danza de diferentes disciplinas, y representantes de CoCoA, Foro Danza en Acción, estudiantes de la UNA, Prodanza y Argentores quienes debatieron por cerca de tres horas sobre la problemática del desfinanciamiento de los organismos públicos, el cierre de compañías y el futuro incierto de los profesorados de la ciudad, entre otros temas.

Liza Rule Larrea, integrante de AATD, mencionó a Balletin Dance, que dada la coyuntura actual es necesario buscar una estructura fuerte que sirva de amparo ante esta crisis. En sus palabras, es necesario “crear un sindicato que proteja a los bailarines y bailarinas en todo su campo”.

La nota concluyente de la última charla, fue efectivamente, organizarse con un espacio sindical desde una perspectiva colectiva, seguir profundizando ideas y estrategias para mejorar las condiciones laborales y hacer valer sus derechos como trabajadores de la cultura. Para ello, se estableció una agenda de encuentros (el siguiente planeado para el 7 de abril) para avanzar en el trabajo concreto y sostenido que permita a la comunidad modificar su situación actual en referencia a los temas tratados.

También se propuso realizar una campaña de afiliación masiva a la AATD (se requieren al menos 52 inscriptos para iniciar el trámite), o afiliarse al sindicato de actores.


Junio de 2018:

Corrección:

El mes pasado, Laura Figueiras, responsable de comunicación de la Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza (cuya sigla completa es AATDa), se comunicó por e-mail con Balletin Dance, para solicitar algunas correcciones con respecto a la nota Ante una Crisis hay que Organizarse, escrita por Nahuel Aguirre, publicada en la edición de mayo de 2017. Ella explicó que “La Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza tiene iniciado su trámite de personería gremial, presentado en el Ministerio de Trabajo en el año 2015, con el N° de expediente 1689878/2015”. Y que “…bajo ningún punto de vista la Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza llama a la comunidad a afiliarse a cualquier otra entidad gremial que no sea la propia”.

Artículo anteriorAudición en Bariloche
Artículo siguienteTemporada
Facundo Nahuel Aguirre Fernández
Egreso en como periodista en el año 2013 de la Universidad Católica de Santiago del Estero. Trabajo en la revista empresarial Panorama jujeño del año 2012 al 2014. Colaboró en revistas culturales como Circo Cromático, Danza Europa y Américas y Giro Cartelera. Desde 2014 escribe en la revista Balletin Dance. En 2015 colabora como asistente de prensa para el grupo Una Constante. Recibe su formación como bailarín de estudios como Nuevo estudio Danza y FACE.