Inicio Libros Otros Volar a Ciegas

Volar a Ciegas

$ 240,00

Autor: Graciela Marcolini

ISBN: 978-987-02-8753-7

Medida: 15.5 x 22.5 cm

208 páginas

Editorial Dunken (Argentina)

SKU: L333 Categoría:

Descripción

Tres bailarines entrelazan sus vidas desde la niñez.

Los acontecimientos personales y del país los eyectan  a lugares y situaciones impensadas.

En ese devenir se descubren capaces de actos dominados por el temor, los celos, las intrigas y las pasiones más bajas.

La danza, la muerte y el desarraigo los encadenará para siempre.

 

“Volar a Ciegas, primera novela de Graciela Marcolini, posee una prosa sensual, inquisidora, madura. También sus historias, que van de lo cotidiano a lo policial, cautivarán al lector del comienzo al desenlace”.

 

Silvia Plager

 

Síntesis argumental:

A Griselda, la curiosidad le da aire, amplitud, ambición, y se cree capaz de dominar, con sus dones, la hostilidad familiar y la de una férrea disciplina artística.

El diccionario dice: “Curiosidad: deseo de saber y averiguar alguna cosa. Vicio que nos lleva a inquirir lo que no debe importarnos”. Pero a Griselda le importa todo: la danza, la amistad, el amor, la justicia y, en especial, trascender. El supuesto vicio la conducirá, finalmente, a la virtud del conocimiento.

Antes de acceder a ese conocimiento, sus amigos son apresados y ella se ve forzada a cambiar de identidad y huir a otro país. El vuelo imaginario, alimentado desde su infancia, perderá altura a causa de la política represiva y la muerte de un ser querido.

En un ámbito distinto, vacila ante sí misma y los demás.

Las pasiones que provoca su belleza intrépida, al dejar atrás la experiencia iniciática de la adolescencia, desnudan su personalidad íntima y ella se descubre a través de la mirada y la conducta de quienes, como ella, caminan por los bordes de las contradicciones.

“La juventud malogra a los jóvenes”, frase que se le adjudica a George Bernard Shaw – tal vez tenga que ver con la idea que los protagonistas de la novela tienen del tiempo. En el transcurrir del mismo es donde se definirán los roles de cada uno.

“Cuando sonaba la mazurca, se oyó exclamar a la señora Aurora: ¿Qué pasa con Gris, otra vez bajó de las puntas? No es posible, siempre tiene buenos equilibrios y justo hoy no le sale ninguno.” Esa voz de la profesora, regirá, quizás, el desesperado intento de Griselda de no ser aquella niña en sus inestables zapatillas de punta.

 


 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.