Balletin Dance Nº 006 (septiembre de 1994)

0
22

La historia de Balletin Dance se inició en abril de 1994 con Los Diez Mandamientos de la Danza de Héctor Zaraspe, una idea aportada en aquel entonces por Paola Bini

El lenguaje del alma es la música. El lenguaje del cuerpo es la danza. Alma y cuerpo, danza y música unidos, plasman un instrumento para que el hombre se exprese; por eso, a través del hombre habla el espíritu. La danza unida a la música es el lenguaje universal del hombre.

  1. El arte de la danza consiste en convertir a la música en imágenes visibles. Para ello, es necesario usar la sensibilidad, unida a un gran esfuerzo físico, mental y emocional. Si alguno de estos principios falla, habrá destreza técnica pero no danza.
  2. En clase se debe trabajar buscando la perfección técnica, teniendo en cuenta que el arte de la danza demanda una síntesis de espíritu y mecánica.
  3. Cuando la clase se empieza usando el pié, se debe trabajar desde los pies, estirando las rodillas, abriendo al máximo que se pueda en la pelvis, pero sin sacrificar la posición correcta
  4. Para desarrollar la energía y la agilidad, se debe mantener la espalda recta, estirar el cuerpo y respirar despacio y profundo
  5. Cuando un ejercicio es difícil, es necesario tener calma y mantener en la mente las combinaciones o variaciones, respetando las frases musicales
  6. Las pausas deben usarse para descansar, pero no hay que economizar energía si no es necesario. Cuando más cansado se está, es importante mantener la posición correcta
  7. La energía debe utilizarse con gracia, permitiendo que los brazos sean generosos. La entrega lleva a descubrir la perfección del movimiento. No olvide que en los brazos está la poesía de la danza
  8. Ame todo lo que haga. De importancia al más pequeño movimiento, y así logrará el todo. No olvide que la limpieza en la técnica es más importante que un excesivo virtuosismo
  9. Para cada ejercicio es necesaria la disciplina. Teniendo disciplina, el bailarín tendrá control y si tiene control podrá comandar su cuerpo y de esa manera se liberará de la técnica.
  10. El trabajo da la técnica. La técnica da la perfección, la perfección hace al artista. El artista ve a Dios. Cuando baile sea libre, porque la libertad es vida.

(El arte de la danza consiste en sublimar la materia convirtiendo el cuerpo en un instrumento del  arte. El bailarín solfea con su cuerpo, pintando en el aire la música que lleva en su alma)

 

Hacé click aquí para decargar la edición Nº 006 de Balletin Dance (septiembre de 1994) Balletin 006