El BAB bailó en la calle Corrientes

0
102
BAB
La agrupación Buenos Aires Ballet, en Sinfonía para un Nuevo Mundo de Emanuel Abruzzo. Foto: Carlos Villamayor

La agrupación Buenos Aires Ballet, bajo la dirección de y conformada por primeras figuras, solistas y bailarines del junto a invitados de dilatada trayectoria, se presentó el domingo 8 de agosto en horario vespertino en el Teatro Astral.

El programa mixto estuvo compuesto por pas de deux del repertorio clásico y un dueto contemporáneo. A diferencia de anteriores Galas, Fernández propuso un cierre diferente, con una obra encomendada a para toda la compañía.

La función se inició con un fragmento de ‘Raymonda’ (Marius con arreglos coreográficos de sobre partitura de Alexander Glazunov), que el propio bailarín interpretó con Sofía Menteguiaga (de larga carrera internacional, nuevamente en la Argentina). Fue tan breve el fragmento elegido, que dejó al espectador con ganas de ver un poco más de este clásico.

El pas de trois del primer acto de ‘El Lago de los Cisnes’ (Petipa- Piort Ilich Tchaikovsky) fue interpretado por los jóvenes Milagros Niveyro, Sofía Giménez y Yosmer Mejía, quienes tuvieron una correcta ejecución. El pronunciado declive del escenario, no les permitió a ellas brillar completamente en esta ocasión.

Rocío Agüero y bailaron ‘Las Llamas de París’ (Vasily Vainonen-Boris Asafyev) con total seguridad en el duo, pero fue él quien con su energía arrolladora, grandes saltos y precisa técnica despertó los aplausos de la sala.

A punto de culminar la primera parte del espectáculo, la propuesta más contemporánea llegó de la mano de como coreógrafo e intérprete junto a Sofía Menteguiaga y música del archiconocido compositor Philip Glass. Ella posee hermosas líneas y posiciones, y con un muy buen trabajo corporal fue la protagonista de este dúo.

Tras un cortísimo intervalo, se estrenó ‘Sinfonía para un Nuevo Mundo’ (Abruzzo-Antonín Dvorák), con toda la compañía sobre el escenario, el coreógrafo logró sacar a la luz lo mejor de todos sus bailarines/colegas. Acertada fue la elección musical así como el vestuario y los roles asignados por el creador a cada bailarín.

Ayelén Sánchez y Federico Fernandéz como pareja principal disfrutaron y emocionaron en sus duetos. Ludmila Galaverna es una bailarina de exquisita técnica y musicalidad, y Yosmer Mejía fueron impecables partenaires y brillaron en escena. El resto del elenco, Rocío Agüero, Milagros Niveyro, Lucía Giménez y Iara Fassi se lucieron tanto en las partes individuales como en las escenas grupales.

El estreno de Emanuel Abruzzo, contó con todos los condimentos para el lucimiento de los bailarines que se vieron muy bien ensayados. Bienvenida esta nueva creación al repertorio del Buenos Aires Ballet.

Para los amantes de la danza, la próxima función del BAB será el domingo 26 de septiembre a las 16 hs con un nuevo programa.