Salta: sociedad enloquecida

0
34
Roberto Costilla, bailarín agredido en la provincia de Salta

Es vergonzoso tener que escribir esta noticia: en la provincia de Salta (Argentina) le rompieron los huesos de una pierna a un bailarín de bachata por ser homosexual.

Fueron los padres quienes resolvieron contarle a la prensa la situación, para que el lamentable hecho no quede impune. Hace 17 años que venían denunciando a unos vecinos por el hostigamiento que el joven sufría por su orientación sexual.

El diario página 12 fue de los primeros en notificarlo públicamente, y pronto se sumaron más medios de comunicación que no podrían comprender cómo se llegó a ese punto.

Roberto ‘Tito’ Costilla de 27 años, es profesor y bailarín, y porta el título de “bicampeón nacional de bachcata”, el domingo 12 de diciembre unos vecinos le quebraron a palazos tibia y peroné…. Cualquier bailarín entiende lo que esto significa. Luego de ser sometido a una intervención quirúrgica, sabe que por al menos seis meses no podrá volver a bailar.

La golpiza tuvo lugar casi en la puerta de su domicilio, por lo que sus progenitores salieron a intentar defenderlo. El padre, particularmente, recibió también golpes en un brazo y en la cabeza.

El bailarín denunció a los Urzagaste Paz (padre e hijo fueron detenidos). Pero ya mucho antes Costilla había realizado varias denuncias en la justicia, porque también la madre y la hija (vecinas) lo han insultado en numerosas ocasiones previamente, a él y a los miembros de su familia, tirándole agua con lavandina (lejía), escupiéndolos y gritándoles groserías homofóbicas.

En la capital salteña hubo manifestaciones públicas, desde la casa del bailarín hasta la comisaría del barrio Docente Sur, que contó con la participación de referentes de la comunidad LGBTIQ+ de Salta, alumnos y amigos del bailarín. 

Roberto Costilla, el padre del bailarín, narró a Página 12 que “nunca se hizo nada a pesar de las denuncias y por eso, nos vemos en la necesidad de recurrir a los medios para ver que alguien le ponga un freno a esta locura, porque no se puede vivir de esta manera”.