Tamara Rojo: Directora del San Francisco Ballet

0
146

Las dos compañías lo anunciaban en simultáneo el 11 de enero. El de Inglaterra (ENB) y el San Francisco Ballet de Estados Unidos (SFB).

La española ha sido una bailarina ejemplar, y además, ha sido muy estudiosa para preparar su carrera a futuro. Siempre dijo que la carrera del bailarín era corta, aunque la suya duró mucho más que la media.

Luego de 10 años de dirigir exitosamente al ENB, en el que se desempeñaba también como primera bailarina hasta iniciada la pandemia, de haber obtenido las distinciones más importantes en el mundo cultural de y del Reino Unido, emprende un nuevo desafío en Estados Unidos.

La mudanza tendrá lugar a fines de este año, de 2022 para asumir el cargo de directora artística del SFB, en reemplazo de Helgi Tomasson que lo había ejercido durante los últimos 37 años.

El English mostraba lo orgulloso que estaba por la gestión de Rojo de la última década, “por su visión innovadora” a la hora de elegir el repertorio manteniendo la tradición del ballet clásico, la importancia que dio a las mujeres coreógrafas, su ambición por desmitificar al ballet para llevarlo a mayor cantidad de personas, el cambio de edificio (que ella lideró), programas pensados para acercar a la comunidad, para la infancia, ha sido una defensora “de las industrias creativas más amplias, defendiendo la importancia de las artes y demostrando la fuerza, la resiliencia y la determinación colectiva dentro de la industria a perseverar e innovar”, asegura el comunicado.

Pero también este mes en que debutó como coreógrafa con la creación de su visión particular de ‘Raymonda’ (con excelente repercusión de la prensa y del público).

“ENB nombrará un Panel Asesor Artístico para apoyar a la junta en la búsqueda de un nuevo Director Artístico y Tamara permanecerá en su puesto hasta finales de año para garantizar una transición sin problemas”.

por su parte, aseguró que continuará comprometida con el ENB en los próximos años, “ha sido un privilegio ser el custodio del y mientras me preparo para entregar las riendas, confío en que esta compañía de nivel internacional, que está a la vanguardia del crecimiento y la evolución del ballet con un lugar muy merecido en el escenario mundial, continuará floreciendo y prosperando”.

Sir Roger Carr, presidente del English National Ballet, dijo que “después de diez años al frente, el legado que deja Tamara será duradero y se espera que en su nuevo cargo en San Francisco tenga la oportunidad de capitalizar los logros del pasado y tender un puente entre estas dos grandes compañías de ballet para la realización conjunta de esfuerzos para nuestro beneficio mutuo. Hablo en nombre de todos nosotros en el cuando ofrezco mi más sincero agradecimiento y deseo a Tamara todo el éxito en el futuro”. 

El SFB por su parte, destaca que será la primera mujer en dirigir al elenco, que pronto cumplirá 90 años de existencia. Ella ha sido seleccionada en un procedimiento que duró 10 meses a través de un comité copresidido por Sunnie Evers y Fran Streets (miembros de la Junta Directiva), con aportes de los directivos del ENB, del equipo en general, bailarines y músicos. Entre varios postulantes que habían llegado a la etapa final, y que si bien sus nombres permanecen en secreto se sabe que todos eran de excelente nivel, la experiencia de la española en Londres ha sido decisoria, por haber elevado “el perfil de la compañía a través de la excelencia y la innovación, obteniendo premios y elogios, y defendiendo a las coreógrafas (…) ha sido una directora artística transformadora”.

“En su nuevo cargo en San Francisco, Rojo estará al mando de la compañía de ballet profesional más antigua de Estados Unidos, pionera en la que nutre a coreógrafos emergentes y al desarrollo de nuevas obras, contribuye a la comunidad internacional de danza a través de giras y festivales, brinda oportunidades de capacitación de clase mundial en su Escuela, y tiene una larga historia de origen de tradiciones culturales muy queridas. 

“Tamara es la líder dinámica que cambiará y ampliará la forma en que los patrocinadores de la podrán verlo y participar. Ella es la voz del futuro y estamos encantados de que esté aquí en SF Ballet”, dijeron  Evers y Streets.

Por su parte la flamante directora, aseguró que siempre admiró al SFB “como una de las compañías de más creativas de Estados Unidos, que ofrece a tantas voces artísticas diferentes la oportunidad de crear obras para algunos de los mejores bailarines del mundo”. La emociona contribuir al espíritu innovador de la compañía “mientras reevaluamos cómo puede y debe ser el futuro del ballet” y que el SFB es “una comunidad dinámica a la que mi familia y yo esperamos unirnos y explorar”.

Es que Rojo se traslada a San Francisco con su marido, el primer bailarín Isaac Hernández y su hijo nacido en estas épocas pandémicas en Londres.