In memoriam, Carlos Vizzotto

0
308
Nos ha dejado Carlos Vizzotto. Ph: Carlos Vizzotto

“Tanguero de pies a cabeza”, se autodescribe en su sitio web. El mayor fotógrafo de tango nos ha dejado ayer repentinamente.

Ningún tanguero que se precie de tal, carece de alguna fotografía tomada por Carlos Vizzotto.

Era arquitecto, trabajó como arquitecto antes de adentrarse al mundo de la fotografía. Pronto llegó a la danza, al teatro, al tango. Se quedó en el tango, no sólo tomando sus imágenes, documentando y registrando la actividad, sino como bailarín, organizador, productor, e incluso diseñando páginas web.

“Toda mi vida me dediqué a la imagen”, se inició en la fotografía en 1981, abrió su estudio en el barrio de La Boca en 1986 y tres años más tarde se vinculó con el 2 x4.

Realizó numerosas exposiciones individuales en nuestro país, sus fotos ilustraron todas las revistas especializadas de la época, los programas de mano y las trayectorias artísticas de cientos de bailarines que llegaban a Buenos Aires buscándolo para capturar un instante en la vida propia.

Artistas tangueros, de la danza y del mundo teatral, lo recordaron en las redes sociales como un profesional con interesante conversación, inquieto, cariñoso