Una de las compañías de danza contemporánea de mayor trayectoria en la ciudad de La Plata, despide su año artístico con dos propuestas que reencarnan costumbres y vivencias latinoamericanas

 

La compañía platense de danza contemporánea , dirigida por , despide un año colmado de funciones los días 10 y 18 de diciembre. La primera función contará con la reposición de Apu, estrenada en el mes de octubre en el Teatro Municipal Coliseo Podestá y se desarrollará en la Sala A del Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha (el 10 de diciembre, a las 21 hs). Su año artístico finalizará con la presentación de Apu y la obra Ciudad, en el Centro Cultural Islas Malvinas, al aire libre (el 18 de diciembre).

Las dos piezas que presentarán este mes significan propuestas casi opuestas en sus temáticas, aunque ambas comparten el hecho de estar inspiradas en sociedades latinoamericanas. En diálogo con Balletin Dance, su creadora explicó que “Apu trata sobre el color y la alegría de nuestra tierra”. Su nombre referencia a montaña y dios en el idioma de los incas. El proceso de creación se inició con la inquietud de Cucchetti de acercarse a la cultura andina, a su música y su gente. Si bien en un comienzo imaginó que el camino la llevaría por el lado del humor, el producto final se caracteriza por la frescura de lo simple, la alegría de la música y lo místico de las costumbres andinas. Entendiendo a la música popular latinoamericana sin fronteras entre países ni provincias, la obra intenta demostrar cómo los pueblos encuentran su forma de expresión a través de ella.

Por otro lado, también enmarcada en la danza contemporánea, Ciudad está basada en la película brasileña Ciudad de Dios. Estrenada en 2013, refleja la violencia que hay en las zonas más humildes de las urbes latinoamericanas, tal como se retrata en el film, junto a ciertas actitudes que conviven con ese contexto, como el amor, el carnaval y la música. La directora afirma que fue un desafío lograr que la violencia de los movimientos no afectara realmente a los intérpretes y que quedó muy conforme con su trabajo.

Estas dos piezas coreográficas, se suman a otras cuatro que mostró la compañía a lo largo del año, cuyo repertorio le permite aceptar las más variadas convocatorias, realizando funciones en teatros, escuelas, plazas, hogares, en el Hospital Psiquiátrico de Melchor Romero y hasta en la Escuela Naval Militar. Para ello la directora analiza las características de los espacios y las audiencias antes de seleccionar qué obra van a presentar, para satisfacer todas las necesidades, buscando que el público se acerque hacia ellos, al mismo tiempo que ellos hacia el público.

“Hay obras que son de escenario y otras que ganan en el pavimento, en la calle, en una escuela. Unas dan para todos los espacios mientras que otras sí o sí necesitan la caja escénica”, explicó Cucchetti. Por esto, los intérpretes que integran el elenco adquieren una gran versatilidad y las producciones se desarrollan sin ningún límite espacial. Por otro lado, la directora pretende que sus bailarines se dediquen no solamente a poner el cuerpo, sino también que se relacionen y se acerquen a los espacios y a la gente que habita la ciudad.

Calle 46 surgió en 2010 y es una de las compañías independientes de danza contemporánea con mayor trayectoria en La Plata. Laura Cucchetti, su creadora, intentó que el grupo fuera subsidiado por el Estado como un ballet oficial que representara a la ciudad, pero terminó gestándose dentro del estudio de danza Asociación Sarmiento, con la ayuda de la directora de producción Liliana Carri. El nombre hace referencia a la calle en la cual se encuentra emplazado, que sigue siendo el lugar donde ensaya la compañía y también donde la mayoría de sus intérpretes toman clases.

Con veinticinco integrantes, entre varones y mujeres, en el transcurso de sus seis años de historia estrenaron once coreografías de variadas características. La idea es presentar una obra nueva cada año, a la vez de reponer y mantener vivas sus antiguas creaciones.

Artículo anteriorVersatilidad estelar
Artículo siguienteLa obra escocesa
Melisa Salvo
Nacida en la ciudad de La Plata y corresponsal de Balletin Dance en esa ciudad. Tiene 21 años. Es estudiante avanzada de la Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) e investiga la danza moderna con temática de su tesis de grado. Actual bailarina de la Compañía CIPAE dirigida por Juan Mallach. Se formó en danza contemporánea, danza jazz y danza clásica y se desarrolló como intérprete en diferentes musicales de la ciudad.