Piazzolla también en el San Martín

0
218
BCTSM en Piazzolla. Foto: Carlos Furman

El Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín inicia su temporada 2021 con funciones presenciales y con un a Ástor Piazzolla en el centenario de su nacimiento.

Un programa con tres coreografías de y una de Ana Itelman, en el que la se une a la música del gran compositor argentino que redefinió las fronteras del tango rioplatense con sus ritmos y armonías. Y que amplió sus alcances, transformándolo en un lenguaje universal.

El Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín dirigido por Andrea Chinetti y , regresa a la sala principal del en la platea. Para ello se tienen en cuenta todos los protocolos sanitarios estipulados por los organismos nacionales y de la ciudad, para la actividad teatral. Por ello, aún no está confirmada la fecha definitiva de estreno, pero con seguridad será en abril.

Los integrantes del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín son: Constanza Agüero, Brenda Arana, Lucía Bargados, Melisa Buchelli, Carolina Capriati, Flavia Dilorenzo, Fiorella Federico, Paula Ferraris, Daniela López, Silvina Pérez, Eliana Picallo, Andrea Pollini, Eva Prediger, Sol Rourich, Ivana Santaella, Agostina Scarafia, Manuela Suárez Poch, Adriel Ballatore, Darío Calabi, Matías Coria, Matías De Cruz, Lautaro Dolz, Rodrigo Etelechea, Darcio Gonçales, Jonás Grassi, Alejo Herrera, David Millán, Andrés Ortiz, Benjamín Parada, Boris Pereyra, Emiliano Pi Álvarez, Rubén Rodríguez y Damián Saban. Los asistentes coreográficos son Diego Poblete y Elizabeth Rodríguez.

Las funciones se ofrecerán a precios accesibles (Platea $400 y Pullman $300), de viernes a domingos a las 19:30 hs, y se consiguen en internet: www.complejoteatral.gob.ar

Astor Piazzolla

Este 2021 en todo el mundo se realizan homenajes al gran Ástor Piazzolla, el mítico compositor (y bandoneonista) que con su genialidad supo ampliar los alcances del tango, transformándolo en un lenguaje universal. Y dentro de este 100º aniversario de su nacimiento, el BCTSM se suma a la celebración con obras de su repertorio.

Nuevamente, la magnífica Sala Martín Coronado será sede de un espectáculo donde la danza se une a la música de Piazzolla, que como dijera Laura Falcoff, “…la danza como género escénico se apropió fuertemente de la música de Piazzolla y continúa haciéndolo hasta hoy”.

Piazzolla. Programa

Escualo de Mauricio Wainrot, en reposición coreográfica de Elizabeth Rodríguez y Diego Poblete. Con vestuario de Graciela Galán e iluminación de Alberto Lemme.

Escualo es el dúo principal de ‘Estaciones Porteñas’ creada en 1997 para el Ballet del Teatro Colón. También se estrenó en Moscú protagonizada por Ulyana Lopatkina (primera bailarina del Teatro Kirov de San Petersburgo), para conmemorar el 90° aniversario del nacimiento de Ástor Piazzolla.

Libertango de Mauricio Wainrot, en reposición coreográfica de Rodríguez y Poblete. Con diseño de escenografía de Carlos Gallardo, vestuario de Mini Zuccheri e iluminación de Alberto Lemme.

Se estrenó en 1984 y es la primera de las cuatro obras que Wainrot creó con música de Ástor Piazzolla. Utiliza seis temas de Libertango (tal vez la partitura más taquillera del compositor), que fueron bailados posteriormente por diferentes compañías en el mundo (Bat-Dor Dance Company de Israel, Les Ballets Jazz de Montreal, Ballet Nacional Chileno y Ballet Florida de los Estados Unidos, entre otras).

Ahí viene el Rey’ de Ana Itelman, en reposición coreográfica de Miguel Ángel Elías, con diseño de iluminación de Alberto Lemme. 

Un solo que integra ‘Ciudad Nuestra, Buenos Aires’, creado para el Ballet del Teatro San Martín en 1968, inspirado en “Poeta al pie de Buenos Aires”, de Fernando Guibert. 

“Ahí viene el Rey, / Desorbitado infiel,/ Agujereado cráneo”.

Cuatro estaciones de Buenos Aires de Wainrot, en reposición de Rodríguez y Poblete, con diseño de escenografía y vestuario de Carlos Gallardo, concepto visual de Silvia Rivas y Carlos Gallardo, e iluminación de Alberto Lemme.

Se estrenó en 2005 en el Luna Park, interpretada por como bailarina invitada por el Ballet Contemporáneo. Había sido creada como parte de ‘Las 8 Estaciones’ (estrenada en 2002), coreografía en la que confluían la música de Vivaldi y Piazzolla; al Verano de Vivaldi le seguía el Verano porteño de Piazzolla, y así se iba repitiendo esa alternancia. En ‘Cuatro Estaciones de Buenos Aires’, las obras del gran músico argentino se suceden una detrás de otra, compactas como él las compuso, y para el final, la Primavera porteña, se creó una nueva coreografía. 

En esta obra de Wainrot, distintas danzas de hombres y mujeres se entrelazan en un diálogo nocturno de parejas. En ella se identifica claramente su vocabulario coreográfico y a la vez la gestualidad tanguera y la contemporaneidad que Piazzolla le imprimió a nuestra música nacional por excelencia.

Mauricio Wainrot

Ex Director artístico del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín (1999 a 2016), fue coreógrafo permanente del Royal Ballet de Flandes, Bélgica (2011 a 2013), coreógrafo invitado permanente en el Stadttheater Hildesheim, ; director artístico de Les Ballets Jazz de Montreal, Canadá y del Grupo de Danza Contemporánea del Teatro San Martín.

Estudió danza en el Teatro Colón de Buenos Aires con Vasil Tupin y Eda Aisemberg, y fue primer bailarín invitado del Royal Winnipeg Ballet, del Ballet del Teatro Municipal de Río de Janeiro y del Ballet de Cámara de Caracas.

Montó sus obras con 56 importantes compañías de danza del mundo, entre ellas, el English National Ballet, Royal Swedish Ballet, Ballet del Teatro San Carlo de Nápoles, Ballet Royal de Wallonie, Royal Winnipeg Ballet, Staatstheater Hannover, Staatstheater Wiesbaden, Ballet de Santiago, Ballet Argentino de , Ballet de la Ópera de Bordeaux, Ballet del Teatro Municipal de Río de Janeiro, Ballet de la Ópera de Riga, Hubbard Street Dance Chicago, Juilliard Dance Ensemble, Bat-Dor Dance Company, Ballet Nacional de , Ballet Nacional Chileno y Ballet del Teatro Colón.

Junto con el escenógrafo y artista plástico Carlos Gallardo, creó obras como La tempestad, Medea, Carmina Burana, Un tranvía llamado Deseo, El Mesías, La consagración de la primavera, Las 8 estaciones, Luz distante, Looking through glass, 4 Janis for Joplin, Pájaro de fuego, Travesías, Voces del silencio y posteriormente Flamma Flamma, Litoral y Novena Sinfonía de Beethoven, con Graciela Galán. En 2012 montó Carmen para el Ballet del Teatro Colón.

Ha recibido numerosos premios en la Argentina y el exterior, y fue jurado de la New York Internacional Dance Competition, el Benois de la Danse de Moscú y el Prix de Laussane. En 2008 fue Condecorado por el Rey Alberto de Bélgica como Caballero de la Orden de Leopoldo I por su importante aporte artístico al mundo de la danza y al pueblo belga.

Mauricio Wainrot fue Director de Asuntos Culturales de la Cancillería Argentina con rango de Embajador entre 2016 y 2018.

Ana Itelman

Tanto por su vasta producción para la escena como por su trabajo pedagógico y su obra teórica, la bailarina, coreógrafa y maestra Ana Itelman resulta una artista insoslayable para la cultura argentina. Nació el 20 de agosto de 1927 en Santiago de , pero de muy niña se trasladó con su familia a Buenos Aires. Estudió en el Conservatorio Nacional de Música y se perfeccionó en Nueva York con Martha Graham, Hanya Holm, Louis Horst y José Limón.

De regreso a la Argentina formó la Escuela de Danza Contemporánea. En 1955 estrenó en el Teatro Nacional Cervantes ‘Ciudad nuestra, Buenos Aires’, espectáculo titulado inicialmente ‘Esta ciudad de Buenos Aires’, que integró por primera vez el tango, la danza moderna y la poesía. Montó, para el Ballet del Teatro Colón, Agon de Stravinsky, Jeux de Debussy y La Peri de Dukas.

Trabajó asimismo en Estados Unidos, dirigiendo el Departamento de Danza de Bard College en Nueva York, donde también participó del estreno de Antígona de Hindemith.

Itelman tuvo una intensa y fecunda relación con el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, para el que creó obras como El capote, Las casas de Colomba, Historia del soldado, Paralelo al horizonte, Suite de percal, Y ella lo visitaba. Falleció el 16 de septiembre de 1989.

Fotografías de Carlos Furman