Una obra mestiza

0
133
Pachabananix, cuerpos bananeros. Ph: 450 Art Studio.

Por Facundo Aguirre

Pachabananix de Andrea López, Marta Salinas y Rocio Bernárdez es una collage de cultura popular latinoamericana y una mirada al arte europeo desde cuerpos atravesados por la convivencia de elementos.

Al ingresar a la sala, el fondo musical de Tiempo de Vals (del cantante puertorriqueño Chayanne) anticipa el tono picaresco que tendrá el trabajo.

Dos de las tres intérpretes y creadoras, están a la espera del público rodeadas por bananas.

La obra tiene como punto de anclaje el término república bananera; expresión peyorativa acuñada por el escritor y humorista William Sydney Porter para describir estados políticamente inestables.

Pachabananix pone en escena aquella cultura bananera y la mezcla con el arte, legitimado o no, bananero.

Por eso este trabajo se aleja de la mirada eurocentrista de la danza y aborda el movimiento desde la experiencia latinoamericana, contaminando las percepciones europeas con arte popular, virgenes regionales, sonidos amazónicos y drama televisivo.

“Hilvanamos nuestras historias personales para tejer esta obra. Desde una proximidad cultural de lo andino que nos lleva a los signos que la componen”, señalaron las creadoras a Balletin Dance.

“Hay un mestizaje en Pachabananix porque por nuestros cuerpos pasó toda esta información popular: El catolicismo que convive con elementos de los pueblos originarios. La pachamama, los solsticios que se hacen presentes en mantos sagrados o en las mismas festividades populares”, señalaron.

Mestizaje es una palabra clave. Cada elemento que la compone tiene un referente literario. Sin embargo, la forma en la que se integra el todo, elimina esa literalidad. El vestuario, la escenografía, los textos e incluso la música aluden a lo popular y se lo desmenuza en escena sin perder la esencia de origen. Así, Thalia es puesta al lado de Anne Teresa De Keersmaeker y su obra Rosas danst Rosas o las bombachas caporales que terminan siendo la malla perfecta para una obra de danza contemporánea.

Las bananas en escena son devoradas en todos los sentidos. Se hace mención a la obra del artista plástico y performer Maurizio Cattelan, valuada en miles de dólares, contrapuesta, desde esta perspectiva, con el fruto latinoamericano como signo de la rica cultura de nuestro continente.