Súper Vacaciones en El Colón

0
93
Vacaciones de Invierno en el Teatro Colón. Ph: Juan José Bruzza

A apurarse para conseguir entradas para ver Este no es un cuento silvestre y El Lobizón, o sea el terror de las Misiones, las dos obras del ciclo Tierra de Cuentos y Leyendas en la sala del Centro de Experimentación del Teatro Colón, con bailarines y música en vivo.

Los menores de tres años no abonan entrada.

Del martes 18 al domingo 30 de julio, durante las vacaciones de invierno, el Instituto Superior de Arte (ISA) del Teatro Colón, presentará dos propuestas para redescubrir leyendas argentinas a través de la música barroca. Participarán de las obras el Ensamble Barroco, alumnos de Danza y Canto de la Especialización en Ópera Barroca del ISA.

Las entradas se pueden adquirir en la boletería del teatro (Tucumán 1171) de lunes a sábados de 9 a 20 hs y domingos de 9 a 17 hs o en su sitio web: www.teatrocolon.org.ar.

Este no es un cuento silvestre es un espectáculo para niños de Emiliano Dionisi, un artista que entiende de teatro, de entretenimiento y de niños. 

Recomendado a partir de los 6 años. Con música de Jean-Philippe Rameau, entre otros.

Funciones: del martes 18 al domingo 23 de julio  y del  martes 25 al domingo 30 de julio, 11.30 hs.

Participarán de las obras el Ensamble Barroco, alumnos de Danza y Canto de la Especialización en Ópera Barroca del ISA. Ph: Juan José Bruzza.

El mundo de Silvestre cambia por completo cuando su madre toma la sorpresiva decisión de mudarse de la selva de asfalto, a la selva real. De la ciudad al espacio selvático y rural. Escuela nueva, compañeros nuevos y un llamado misterioso harán que el joven se enfrente a un costado desconocido de él mismo ¿Silvestre estará dispuesto a aceptar su lado más salvaje? La fauna del litoral y su folclore funcionan como marco para explorar las emociones en ese pasaje de la niñez a la adolescencia, los miedos, los deseos y descubrir quienes queremos ser. Con pasajes musicales de Rameau, este cuento nos propone un viaje apasionante por la aventura de crecer.

La dirección musical, adaptación y arreglos musicales es de Manuel de Olaso. Coreografía de Margarita Fernández. Escenografía Gonzalo Córdoba Estévez. Vestuario de Jorge López y Analía Morales.

El lobizón, el terror de las Misiones, completa la programación de invierno del Colón para niños y grandes. Esta obra, creada por Gonzalo Demaría sobre música de Henry Purcell, también cuenta con la dirección del genial Dionisi. Las funciones serán del martes 18 hasta el domingo 23 de julio, y luego desde el martes 25 hasta el domingo 30 de julio, todas a las 16 hs.

La leyenda del séptimo hijo varón que se transforma en un feroz lobo durante las noches, es relatada en el marco de las misiones jesuíticas en la región de la Mesopotamia. Este espectáculo equilibra hábilmente entre el terror al que alude su título y el toque de comedia. La pieza está escrita en verso y cuenta con una selección de música religiosa guaranítica junto a la del compositor inglés. A través de esta propuesta, el Teatro Colón busca transportar al público en un viaje a nuestra historia y a nuestros mitos rurales.

La dirección musical es responsabilidad de Dolores Costoyas, mientras que Juana Torres Molina es la preparadora musical.

El elenco de la obra está conformado por talentosos actores y músicos: Joaquín Vázquez interpreta a Piguá, José Giménez Zapiola encarna a Mr. Varney, y Nicolás Foresti y Jesús Villamizar dan vida al personaje del Padre Falkner. Martín Rodríguez y Ramiro Brandán se alternan en el rol de Superior, mientras que Ramiro Cony y Constanza Leone interpretan al Lobizón. Lucas Alvan y Fernando Ursino se desempeñan como Cura 1, y Pablo Pintos y Víctor Muñoz como Cura 2. Álvaro García Martínez y Abel Pereyra interpretan a Cura 3.

Juan José Bruzzaacciones de invierno en el Teatro Colón. Ph: Juan José Bruzza.

El ensamble Barroco del ISATC está a cargo de la música en vivo. Noelia Saldaña y Milagros Del Moral en los violines, Oriana Farfán en la viola, Paula Sadovnik en el violoncello, Valentina Betancourt en el contrabajo, Lucía Gauto en el clarinete, Leticia Zucherino en el fagot, Laura Fainstein en el laúd, Juana Torres Varela en el clave y Miranda Bejanuel en la percusión, son los talentosos músicos que acompañan la obra.

Además, los alumnos de la Carrera de Artes Escenotécnicas del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón contribuyeron con su talento en la producción de esta obra teatral. Los estudiantes especializados en Pintura Escenográfica, como Anastasia Martina Bosson, Daniela Morone, David Ortiz, Virginia Penzo, crearon magníficas obras de arte que dan vida a los escenarios. Por otro lado, los alumnos de la Especialización en Sastrería Teatral, como Camila Cejas, Macarena Cuello, Aixa Sueiro, Natalia Sánchez, Anusha Guerenstein y Eugenia Vernasca, confeccionaron los impresionantes vestuarios que lucen los personajes en cada escena.