El Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín Repone “La Tempestad”

0
243
Bailarines: Flavia Dilorenzo y Rubén Rodríguez. Ph: Carlos Furman.

El Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín presentará nuevamente “La tempestad”, una coreografía de Mauricio Wainrot, inspirada en la obra clásica de William Shakespeare y con música de Philip Glass. Esta obra se presentará el martes 2 de julio a las 20 horas en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín.

La escenografía, el vestuario y la dirección de arte de video son de Carlos Gallardo, la iluminación y la reposición de escenografía son de Alberto Lemme, la reposición coreográfica es de Andrea Chinetti, Diego Poblete, Elizabeth Rodríguez y Melisa Buchelli, la reposición de vestuario de Analía Morales, la compaginación musical de Gustavo Dvoskin, la dirección multimedia de Ramiro Fernández, Javier Mrad y Diego Primero, y la puesta de video de Nicolás Lihuel Kalman y Manuel Rodrigo Díaz.

Bailarines: Carolina Capriati y Adriel Ballatore Crosa. Ph: Carlos Furman.

Bailarines del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín: Constanza Agüero, Brenda Arana, Camila Arechavaleta, Adriel Ballatore, Lucía Bargados, Juan Camargo, Carolina Capriati, Matías Coria, Francisco De Assis, Matías De Cruz, Flavia Dilorenzo, Lautaro Dolz, Rodrigo Etelechea, Fiorella Federico, Gastón Gómez, Jonás Grassi, Alejo Herrera, Benjamín Lameiro, Daniela López, Vicente Manzoni, David Millán, Boris Pereyra, Silvina Pérez, Eliana Picallo, Andrea Pollini, Eva Prediger, Lara Rodríguez, Rubén Rodríguez, Damián Saban, Ivana Santaella, Manuela Suárez Poch, Federica Wankiewicz y Antonella Zanutto.

El Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín está dirigido por Andrea Chinetti y codirigido por Diego Poblete. Las asistentes coreográficas son Elizabeth Rodríguez y Melisa Buchelli.

Bailarines: Ivana Santaella y Benjamin Lameiro. Ph: Carlos Furman.

Las localidades se pueden adquirir en la boletería del teatro o en su sitio web: Complejo Teatral de Buenos Aires

Funciones: martes y miércoles de julio a las 20 hs hasta el 7 de agosto en la Sala Martín Coronado, Teatro San Martín. Avenida Corrientes 1530, CABA.

Mauricio Wainrot, La tempestad la creé en 2006 en un momento muy particula. Ph: Carlos Villamayor.

Breve con Mauricio Wainrot

-¿Cómo abordas en la danza obras tan complejas como las de Shakespeare?

Shakespeare, con su enorme capacidad para crear situaciones y personajes diversos, nos ofrece numerosas opciones y múltiples caminos. Es tal la riqueza de elementos que prodigan sus piezas, que le permite a cada artista trasladar esos textos a su propia poética y a otros lenguajes. En mi versión de La tempestad todos los personajes surgen de la mirada del protagonista, Próspero, el duque de Milán, que con su poder mágico los plasmará escena tras escena; los recreará, y los atraerá hacia su nuevo destino, para lo cual despliega su propia y alborozada tempestad en un espacio mental que él domina a la perfección.

-¿Elegiste tú mismo “La tempestad” entre otras obras o fue la misma obra la que te inspiró?

La tempestad la creé en 2006 en un momento muy particular, una situación muy desagradable que transitaba la Argentina. Sentía que nosotros debíamos perdonarnos todos, barajar y dar de nuevo, porque vivíamos en una gran división entre nosotros. La obra me permitía hablar de la traición de un hermano hacia otro, en la que el Duque de Milán era traicionado y arrojado al mar. Desde una isla recóndita, planea su venganza. Próspero, siendo un mago, logra crear una tempestad sabiendo que todos sus enemigos estaban en un barco que naufraga y llegan donde él está con su hija. El final de esta obra maneja el perdón, y es allí donde quise apuntar, a lograr perdonarnos todos.

Bailarines: Flavia Dilorenzo y Rubén Rodríguez. Ph: Carlos Furman.

-¿Qué puedes decir acerca del Cuerpo de Ballet Contemporáneo?

(Del que fue director durante 21 años) Lo que veo en la compañía es el enorme trabajo que se hace en el taller de danza, porque los bailarines vienen con un espíritu, un conocimiento y un reconocimiento en el que se van formando de acuerdo a las necesidades que tenemos en el Teatro San Martín. Por supuesto, que tengan buena técnica, pero además que sean musicales, imaginativos, que puedan recrear cosas y ayudarte a terminar ciertas situaciones. Es una compañía verdaderamente fantástica.