Salón de actos de la Escuela de Bahía Blanca, visto desde el escenario Foto . archivo

La Escuela de Danza de , instituto de nivel superior, dependiente de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, tuvo que suspender una vez más el dictado de clases debido a la falta de calefacción. Alumnos, padres y docentes de la institución, marcharon hacia el Consejo Escolar en busca de soluciones para este problema que se arrastra desde hace quince años.

El invierno en la ciudad portuaria es duro, crudo, y prácticamente todos los años al llegar los fríos más intensos el tema de la falta de calefacción es recurrente. , vicedirectora de la institución que alberga a casi mil alumnos, explicó al diario La Nueva, que la Provincia de Buenos alquila el añejo edificio desde hace más de 30 años, y que la concentración no tenía ánimos de generar tensión ni polémica con el Consejo Escolar, sino conocer las posibilidades de solución definitivo para este problema. La licitación para la reparación definitiva, que demandará unos cuatrocientos mil pesos, se realizará recién dentro de seis meses (cuando el invierno haya terminado).

El deterioro edilicio, y abandono de las autoridades provinciales, se manifestó este año en otras dos oportunidades: al romperse una puerta de vidrio, “lamentablemente se asistió a una nueva prueba de la desidia en el mantenimiento de las escuelas”, afirmó entonces el gremio docente; y al encontrarse roedores, situación que también afectó a otros colegios y jardines de la ciudad.