Mientras los directores de los elencos nacionales de España renovaban sus contratos para los próximos tres años: al frente del (BNE), en la (CND), y Helena Pimenta en la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), los bailarines del BNE deberán audicionar para conservar sus puestos de trabajo.

De esta manera el INAEM cerró la discusión con los bailarines que reclamaban, con diferentes medidas de fuerza, la conversión de sus contratos de manera automática a indefinidos. El ministerio de Educación, Cultura y Deporte aseguró que la administración pública no contempla otra posibilidad para tomarlos en forma estable que la de realizar un concurso. Muchos de ellos, que habían realizado paros con cancelación de funciones, finalizan sus contratos en agosto y las fueron planeadas para septiembre. Por ello se han suspendido las actuaciones programadas los primeros días de septiembre.