‚Äú¬°Ay! no est√° en los pasos, ni en la coreograf√≠a, ni en la t√©cnica, sino en ese fuego interior que trasciende al cuerpo, y hechiza, y enciende, y estremece a los p√ļblicos del mundo, desde que el flamenco es flamenco‚ÄĚ, explic√≥ en entrevista con Balletin Dance, en referencia al espect√°culo que traer√° este mes a Buenos Aires

El baile flamenco goza hoy de notables referentes en el ambiente de la danza Universal y eso no se lo debe a la declaraci√≥n de la Unesco como patrimonio cultural inmaterial, sino a los grandes artistas que han trabajado y trabajan difundiendo este arte en todo el mundo. Una de las figuras m√°s relevantes de esta contemporaneidad es sin duda Eva Yerbabuena, quien atraves√≥ diferentes etapas en la construcci√≥n de la artista que hoy vemos sobre el escenario, desde bailar en peque√Īos festivales hasta crear espect√°culos como Lluvia o Federico Seg√ļn Lorca en los que quiebra con todas las estructuras que sostienen ‚Äúlo flamenco‚ÄĚ con escenas desprejuiciadas, de alto contenido dram√°tico, aunando un vasto conocimiento de lo flamenco con una carga √ļnica de pasi√≥n.

Si uno se interrogara sobre cu√°ndo hay flamenco o qu√© es el flamenco, seguramente la respuesta se obtendr√≠a al ver bailar a La Yerbabuena. Esta hija de andaluces nacida en Frankfort y criada por su abuela en un pueblo de Granada ha sido merecedora de eximios premios, fue nominada en Gran Breta√Īa a los National Awards y recibi√≥ el premio Max de las Artes Esc√©nicas como Mejor Int√©rprete Femenina de Danza, dos galardones que se entregan a grandes figuras de la danza internacional y que por primera vez alcanzan a un artista de flamenco.

Mientras acaba de estrenar Apariencias y se prepara para presentarse en la Bienal de Flamenco de Sevilla (8 de septiembre al 2 de octubre), traer√° ¬°Ay! a Buenos Aires, que podr√° verse los pr√≥ximos 23 y 24 de septiembre en el Teatro Avenida. El espect√°culo fue estrenado en Londres en 2013 y ya recorri√≥ Estados Unidos, Jap√≥n, China, Tailandia y Espa√Īa. En su visita porte√Īa, contar√° con Paco Jarana en guitarra, los cantaores¬†Enrique El Extreme√Īo, Emilio Florido¬†y¬†Alfredo Tejada, el viol√≠n¬†de¬†Vladimir Dimitrenco y la percusi√≥n¬†de¬†Antonio Coronel.

En una entrevista exclusiva para Balletin Dance Yerbabuena se explayó sobre su ¡Ay!:

Para el cante, el ‚ÄėAy‚Äô podr√≠a entenderse como una queja, en su espect√°culo, usted lo ha llamado una indagaci√≥n sobre s√≠ misma ¬ŅExiste un ‚ÄėAy‚Äô en el baile?

Por supuesto que existe un ¬°Ay! en el baile: hay un ¬°Ay! de afirmaci√≥n, de queja, de miedo, de amor. Ay es una expresi√≥n muy andaluza, y, como no pod√≠a ser de otra manera, muy flamenca, que igual se utiliza para templar la salida de una seguiriya que para una alegr√≠a; o para expresar un suspiro, un cansancio, una emoci√≥n. Expresa multitud de sentimientos. En este caso, existe un ¬°Ay! de ayer, de hoy y de ma√Īana.

¬ŅCu√°l es la b√ļsqueda de Eva Yerbabuena?

Eva siempre ha estado en b√ļsqueda, desde incluso antes de llegar a esta vida. Sigo buceando en un mar inmenso que no deja de darme sorpresas, en el que a veces encuentro paz y a veces encuentro guerras internas. Todo esto porque, en mi b√ļsqueda, cuando algo parece ser confirmado y afirmado, acaba en una pregunta, una duda. En mi vida ha habido siempre un an√°lisis de lo m√°s emp√≠rico a lo m√°s sentimental, que no se termina ni empieza con ¬°Ay! y que seguir√° vigente siempre. Mi punto de partida y llegada es siempre el equilibrio.

¬ŅCu√°l es el lugar simb√≥lico que ocupan los objetos que utiliza en el espect√°culo, como la mesa, la silla inclinada y el mant√≥n?

Hasta un tiempo despu√©s el estreno de ¬°Ay!, ni siquiera yo misma sab√≠a cu√°l era su significado. Ha sido mi interacci√≥n con el p√ļblico la que me ha hecho ver y aprender de mis propias necesidades y confiar en mi intuici√≥n. El acomodo, la b√ļsqueda del camino m√°s recto, la lucha por definir que no todo es tan malo ni todo es tan bueno, y, como se dice en mi √ļltimo espect√°culo Apariencias, saltar hacia las nubes no es volar, y unirse a la ra√≠z no es enterrarse, no es gratuito. Al igual que cuando habitamos un espacio, la decoraci√≥n siempre tiene un significado, por eso los elementos de atrevo de ¬°Ay! Lo primero que todos necesitamos es una mesa en la que interactuar (para comer, hablar‚Ķ); una silla, que a veces puede ser la m√°s c√≥moda o la m√°s inc√≥moda; y que exista la posibilidad de regular la iluminaci√≥n: la claridad que prefieres en un espacio, tanto natural como artificial, ya que hay rincones que queremos que est√©n iluminados y rincones que no. La luz tambi√©n es un factor importante, que en ¬°Ay! me hace transmitir y sentir que a veces para valorarla necesitamos oscuridad. En ¬°Ay!, que es un espect√°culo minimalista, y en el que el atrezzo (no escenograf√≠a) son una silla y una mesa, busqu√© mi propia decoraci√≥n, para que el p√ļblico y yo pudi√©ramos tener diferentes lecturas a la hora de recibir y crear diferentes historias, dependiendo del estado an√≠mico en que nos encontremos.

¬ŅDesde qu√© lugar compone sus coreograf√≠as?

Mis coreograf√≠as siempre se componen desde el alma. Suelo crear de adentro hacia fuera. Hay veces que la creaci√≥n la provoca el silencio, la m√ļsica, un poema, una amarga vivencia, una cotidianeidad que puede ser de lo m√°s absurdo‚Ķ nunca es lo mismo.

Hay una escena en ¬°Ay! donde el cantaor impulsa los movimientos que usted va realizando (con Jos√© Valencia, que en Buenos Aires ser√° sustituido por Alfredo Tejada) ¬ŅQuiso quitarle al cantaor ese lugar solemne en el que suele estar?

No estoy segura de haberle quitado la solemnidad a los cantaores, ni en ¬°Ay! ni en ning√ļn otro espect√°culo. Nunca he tratado de quitarle la solemnidad a nadie porque es como el arte: el que nace solemne, se muere solemne, haga lo que haga. Si has nacido con una actitud solemne, aunque hagas lo m√°s estereotipado, no desaparece. Es algo con lo que se nace, no se impone. Es algo intr√≠nseco a la persona.

Art√≠culo anteriorUn festival “pop” y experimental
Artículo siguienteUltimo día de inscripción
Gabriel Vaudagna Arango
Gabriel Vaudagna Arango, M√°ster en Flamenco (UGR); Lic. en danzas, profesor de danzas espa√Īolas e investigador. Responsable de la columna de flamenco en Balletin Dance desde 2013. Ha publicados cuatro libros de danza: Apuntes de clases, la danza espa√Īola y el baile flamenco (2013) Post Flamenco, vanguardia y ruptura en el baile (2015), Peque√Īos Di√°logos sobre el flamenco (2017) Declarado de inter√©s Nacional por la presidencia de la Naci√≥n, Habitar la danza (2018). Es jurado en eventos de danzas de todo el pa√≠s y dicta cursos y talleres de flamenco y folklore espa√Īol. La Embajada de Espa√Īa le otorg√≥ un reconocimiento en 2005 por su labor de difusi√≥n cultural.