Danzar por la Paz y Más

0
151

A pocos días de Danzar por la Paz, el director del encuentro, , dialogó con Balletin Dance. Además, habló sobre su nombramiento como Personalidad Destacada de la Cultura, el Ballet Metropolitano de Buenos Aires que lidera y su futura despedida como bailarín

 

Recién llegado de una gira por las provincias de Jujuy y Tucumán, con el Ballet Metropolitano de Buenos Aires que dirige, Leonardo Reale reveló a Balletin Dance los detalles sobre sus próximos proyectos. A pocos días de la tercera edición de Danzar por la Paz, el coreógrafo y bailarín clásico contó las novedades de las galas que serán los días 19 y 26 de octubre en el Teatro Nacional Cervantes. El evento contará con trece compañías y reconocidos artistas que desplegarán su arte a beneficio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

 

¿Qué tendrá de nuevo este tercer encuentro Danzar por la Paz?

Es un gran proyecto, porque se harán dos funciones totalmente diferentes, con distinta programación y compañías. Habrá alrededor de cien bailarines en cada una. Además, va a trabajar con el y Alexis Mirenda con la Compañía de Danza Pucará, ambos dejarán su impronta en el Himno de la Paz. Me gustaría poder replicar este evento año a año y también que sea itinerante, llevarlo a La Plata o a alguna provincia.

 

Mientras tanto es Embajador de Paz y tiene su Embajada de Paz Itinerante, el Ballet Metropolitano de Buenos Aires.

En 2008 fui nombrado embajador de Paz conjuntamente con la compañía por la organización no gubernamental Mil Milenios de Paz (asociada a la UNESCO) y desde entonces junto a Juan Lavanga hicimos giras que llevaron la cultura de paz a todo el interior, portando esa bandera. Luego pensé que debía realizar algo, ¿qué puedo hacer para reunir artistas que bailen por la paz y la no violencia? En 2014 nació el primer Encuentro Danzar Por La Paz. Lo mejor de la Argentina estuvo en ese evento.

 

¿Qué personalidades de la danza influyeron en su carrera?

El me nutrió permitiéndome danzar sus obras, de un montón de coreógrafos. Tuve la oportunidad de bailar al lado de Maximiliano Guerra a mis 17 años [actual director del Ballet Estable del , del que Reale forma parte]. Yo quería volar como él y pude lograrlo, o sea que me marcó. Otro influyente fue Jorge Donn.

 

¿Está pensando en terminar su carrera?

Sí, mi cuerpo quedó muy lastimado a partir de la operación de la columna.
Retiro y futuros proyectos

“A mí la danza me dejó”, lamentó Reale que en 2008 tuvo que someterse a una intervención quirúrgica con la que reemplazaron un disco que presionaba su médula espinal, por otro hecho con parte de su cresta ilíaca, sostenido luego por una placa de titanio, con el riesgo que implicaba de quedar paralítico. “Entonces, yo no quiero terminar mi vida diciendo que la danza me dejó (en el sentido del bailarín). Yo voy a dejar a la danza”, expresó. En esa línea, afirmó que pretende seguir con su etapa de director y coreógrafo. Si bien aún no sabe la fecha de su despedida, dijo que “puede ser el año que viene. Me encantaría despedirme de mi carrera (existe un proyecto para eso), bailando el Bolero de Ravel, no el de Maurice Béjart, sino uno creado especialmente para mí por Guido De Benedetti, para mi despedida”.

Por otra parte, anticipó que en 2017, harán un nuevo infantil con el Ballet Metropolitano “La Bella Durmiente. Ahí se termina la trilogía (de Tchaicovsky): La Bella Durmiente, El Lago de los Cisnes y El Cascanueces”. Reale trabaja con el presidente de la ,  Juan Lavanga, desde que tenía 17 años. A partir de 2011 comenzaron a recrear ballets para niños.
Bailarín ambulante

En septiembre, en su rol de director y coreógrafo, Reale estuvo de gira con el Ballet Metropolitano por el norte argentino. “Fuimos a los Mozarteum de Jujuy y Tucumán y fue un recibimiento increíble”, celebró y continuó: “el público terminó de pie, ovacionando, y eso es un mimo al alma”.  Por otro lado, montará Bastones Dorados al Ballet Oficial de Córdoba, y la versión infantil de El Lago de los Cisnes al Ballet de Tucumán. Y también viajará los primeros días de noviembre, al Festival Internacional de Ballet de La Habana para llevar su obra Bastones Dorados de la mano del Buenos Aires Ballet liderado por Federico Fernández.

Así, el artista continúa cumpliendo con su objetivo de “nunca dejar de crecer y aprender”. Valiéndose de la poderosa danza clásica, planea su futuro y transmite un mensaje de armonía.

COMPARTIR
Artículo anteriorSilvia Farías Heredia
Artículo siguienteSe Agitan las Aguas en la Ribera Porteña
Jessica Zilberman
Me formé en danza desde muy pequeña. A lo largo de mi vida, tomé clases de jazz, hip hop, contemporáneo y árabe, entre otros estilos. Soy periodista, egresada de TEA. Además soy estudiante de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad de Buenos Aires. Cuento con experiencia como redactora en medios digitales y también como columnista en radio.