Doble Conmemoración

San Juan apuesta al ballet, convocando a Gabriela Pucci para la gala internacional por los 455 a√Īos de la ciudad, que se realizar√° el pr√≥ximo mes en el Teatro del Bicentenario. En di√°logo con Balletin Dance, Pucci se refiri√≥ a este festejo que coincide con los 40 a√Īos desde su consagraci√≥n como la primera argentina en ganar un concurso de ballet en Mosc√ļ

 

Gabriela Pucci tiene una historia tan extensa como meritoria en la danza argentina. En lo m√°s cercano, maestra, coach de , preparadora de concursos, core√≥grafa. A los 15 a√Īos fue contratada por el Ballet Estable del Teatro Col√≥n, alcanzando el rango de primera bailarina. Todo su conocimiento ahora est√° puesto al servicio de las nuevas generaciones. Un profuso repaso por los proyectos m√°s recientes y por los logros que la llevaron a ser la primera argentina en ganar la m√°s famosa competencia de ballet en la actual Rusia.

 

¬ŅC√≥mo ser√° la gala por la fundaci√≥n de la ciudad de San Juan el 12 de junio?

‚ÄúLa municipalidad de San Juan me pidi√≥ que arm√°ramos junto con la maestra Cristina Hidalgo (de Mendoza), un programa que sea bien nuestro, fuera del ballet de repertorio. Por eso repuse unos tangos que coreografi√© hace un tiempo, mientras Hidalgo montar√° con sus alumnos el Bolero de Ravel. La idea es incluir algunos n√ļmeros t√≠picos de la regi√≥n, con los que estamos trabajando. Fui convocada a trav√©s de la esposa del intendente, Alejandra C√°neva, ex alumna de la maestra Hidalgo. Como San Juan todav√≠a no tiene ballet estable, pero la idea era trabajar con bailarines de la regi√≥n, hicimos una audici√≥n en la que elegimos a doce j√≥venes sanjuaninos que inician as√≠ su camino a la profesionalizaci√≥n, que actuar√°n junto al resto de los artistas. Dentro de lo que es la programaci√≥n del Teatro del Bicentenario, √©ste ser√° el evento m√°s importante del a√Īo, porque entre el p√ļblico invitado habr√° representantes diplom√°ticos y funcionarios de alto rango de diferentes pa√≠ses, por lo tanto lo pensamos como una gala. Si bien la municipalidad planific√≥ actividades conmemorativas a lo largo de todo junio, la gala ser√° el momento m√°s importante. Contamos con orquesta en vivo dirigida por Emmanuel Siffert, director de la Orquesta Sinf√≥nica de la Universidad Nacional de San Juan‚ÄĚ.

 

El Teatro del Bicentenario -perteneciente al Ministerio de Turismo y Cultura de la esfera provincial- ser√° sede de esta gala organizada por el municipio. Por su parte, este gran centro cultural anunci√≥ para su primera temporada oficial, 25 espect√°culos de m√ļsica, danza y √≥pera, en 65 funciones. En relaci√≥n al ballet, tiene programado para los d√≠as 1, 2 y 3 de junio El Cascanueces con direcci√≥n de , los d√≠as 16 y 17 de junio se mostrar√° Pixel, y Don Quijote para el 12 y 13 de agosto organizado por las escuelas privadas de danza de San Juan. Del 1¬ļ al 3 de septiembre ser√° el turno de Momento y del 4 al 6 de octubre se ofrecer√° Zorba, El Griego. Adem√°s el 28 de mayo tendr√° lugar un espect√°culo en marcado en la Bienal de Performance.

 

Distinto a la labor docente, es montar una obra ¬ŅC√≥mo sopesar la t√©cnica y el arte, cuando se avanza de la clase al escenario, al trabajar con bailarines formados por diferentes escuelas?

‚ÄúEn todas las √©pocas un bailar√≠n se prepara t√©cnicamente, todos as√≠ lo hicimos buscando la destreza. Y el avance de lo t√©cnico ha sido descomunal en los √ļltimos tiempos. Pero un paso sirve para contar una historia. Piqu√© arabesque est√° en todas las coreograf√≠as habidas y por haber. Pero depende de c√≥mo hagas ese piqu√© arabesque ser√° la historia que vas a contar. Una bailarina no pasa por el hecho de hacer los 32 rond de jambes fouett√©s‚ÄĚ.

 

Con todas las dificultades que significa profesionalizarse en el ballet en nuestro pa√≠s ¬Ņc√≥mo ve la situaci√≥n?

‚ÄúEs dif√≠cil, y dolorosamente para quienes estudiamos en otras √©pocas en el , la escuela oficial, ya no es lo que era antes. Despu√©s de la camada de Eleonora [Cassano], Julio [Bocca] y Maximiliano [Guerra], todos se fueron chicos. El Col√≥n ya no prepara bailarines ya hechos. Es dif√≠cil aqu√≠. Y los que se van tan peque√Īos, no tienen impronta de nuestra escuela. Sin embargo en las provincias se est√°n haciendo cosas para la danza‚ÄĚ.

 

Este invierno, Pucci tambi√©n tiene una conmemoraci√≥n propia que la vincula a fuego con el ballet argentino. En julio se cumplir√°n 40 a√Īos de su Medalla a la Maestr√≠a Art√≠stica obtenida en el III Concurso de Ballet Agripina Vaganova en el Teatro Bolshoi de Mosc√ļ, convirti√©ndola en la primera argentina en obtener un premio en esa competencia. Tras el camino abierto en ese a√Īo de 1977, la seguir√≠an en 1985 y Raquel Rossetti, tambi√©n galardonados en dicho concurso.

Pucci recuerda lo duro que fue aquella √©poca, en un pa√≠s aislado del resto de Occidente, sin redes sociales ni comunicaciones posibles con la Argentina durante pr√°cticamente un mes. A instancias de y con la preparaci√≥n del maestro Alexander Plissetski, para ese entonces la bailarina estaba apenas recuperada de un ya ‚Äúlegendario‚ÄĚ accidente en su mano - fue testigo del suceso- ocurrido un par de meses antes del concurso, tras resbalar en escena durante una gira por Corrientes (los bailarines hab√≠an llegado al ensayo general mientras los empleados del teatro lustraban aplicadamente el escenario). En dicha funci√≥n Pucci bailaba la variaci√≥n de Giselle y otros n√ļmeros. Pero nadie del p√ļblico se anotici√≥, pues la bailarina no abandon√≥ el escenario hasta el tel√≥n final. Aqu√≠ algunos de esos memorables momentos narrados por la protagonista:

‚ÄúMi mam√° hab√≠a vendido todo para que yo fuera a la Uni√≥n Sovi√©tica, y con todo sacrificio. Ten√≠a todos los trajes que fui pagando de a poco, porque la gente del teatro se port√≥ muy bien en ese sentido. Ten√≠a diez pares de zapatillas que compr√© en plazos en Maserejian. Viaj√© sola, con ciento ochenta d√≥lares que recolect√© con la familia. All√≠ me encontr√© con los dem√°s argentinos que se presentaban (Ricardo Novich, Leandro Regueiro, Liliana Ivanov y Claudia Etcheves). Lloraba todas las noches esperando que no estuviera mi n√ļmero en la lista para seguir, el 57‚ÄĚ.

‚ÄúNo entend√≠a el idioma, no pod√≠a tomar clases hasta que afortunadamente me encontr√© con Karemia Moreno, entonces pude hacer clases con los cubanos, pero ten√≠a que ensayar sola. En la primera ronda, contra todos los pron√≥sticos por ser argentina y esperando abucheos, fue una ovaci√≥n. Present√© Giselle, Don Quijote, Corsario, Carmen, Raymonda y Cisne Negro. Y segu√≠ hasta el final. Llegu√© a la Argentina desnutrida, pero con la medalla‚ÄĚ.

Y as√≠ fue como la jovencita Gabriela Pucci represent√≥ a la Argentina hace ya cuarenta a√Īos en una competencia en la que se presentaron setenta y ocho bailarines. No es un cuento de princesas, es la historia del esfuerzo de una mujer que sorte√≥ muchas m√°s dificultades que las aqu√≠ comentadas, pero que sin embargo conquist√≥ al jurado integrado por , Galina Ulanova, Olga Lepeshinskala y Yuri Grigorievich.

Hablar con Gabriela Pucci es descubrir con cada palabra la misma mirada de emoci√≥n y fuerza, id√©ntica a la que trasmite cuando se refiere al presente. El pr√≥ximo 12 de junio seguramente saldr√° al escenario a saludar al p√ļblico, junto a los bailarines con los que trabaj√≥, para redescubrir cuarenta a√Īos despu√©s la felicidad que significa llegar al alma de las personas a trav√©s de la danza.