Presencia Argentina en Montpellier

0
219

Del 23 de junio al 7 de julio se realizar√° la 37¬ļ edici√≥n del Festival Internacional de Danza de Montpellier. La Argentina suma varias propuestas en su programaci√≥n

 

Michel Miaille, presidente del Festival, resume esta edici√≥n con tres preguntas, aprovechando que el Festival Montepellier Danse, ‚Äúcon sus treinta y siete a√Īos, est√° en la edad que permite la reflexi√≥n, alimentada por la sabidur√≠a que brinda la experiencia‚ÄĚ. La primera responde al arte de la danza contempor√°nea en s√≠ mismo, la convivencia con otras artes. La segunda pregunta hace referencia a que est√° de moda, ‚Äúcelebrar el regreso de las viejas formas‚ÄĚ. Esta visi√≥n c√≠clica de la historia, del pasado que vuelve al presente, ¬Ņes porque no hay nada nuevo bajo el sol?. Por √ļltimo, la tercera cuesti√≥n se refiere a los que nos gobiernan. Hoy el riesgo no recae en ‚Äúuna concepci√≥n autoritaria de un arte oficial‚ÄĚ, sino en ‚Äúuna visi√≥n rom√°ntica de la creaci√≥n art√≠stica‚ÄĚ, que destituye con un vi√°tico todo el genio de la inspiraci√≥n. ‚ÄúEs igualmente urgente recordar que el hombre no vive s√≥lo de pan y que la sociedad debe reconocer la misi√≥n de inter√©s general que cumpla con la creaci√≥n art√≠stica‚ÄĚ.

Por su parte, Jean-Paul Montanari, director de Montpellier Danse, anticip√≥ que en la 37¬ļ edici√≥n del evento, ‚Äútendremos la oportunidad de ver las actuaciones de varias generaciones de artistas. Lucinda Childs, Hans van Manen y Merce Cunningham, la generaci√≥n de , Mathilde Monnier, Bernardo Montet y , para llegar a j√≥venes artistas como Daniel Linehan, Nadia Beugr√©, Marlene Monteiro Freitas o Sharon Eyal. Una especie de historia presente del rompecabezas en la danza‚ÄĚ. Este festival, es un juego ‚Äúpara ver grandes obras de repertorio contempor√°neo que nos pueden recordar de d√≥nde venimos, y, en una hora, ver nuevas creaciones de artistas, que son el presente y el futuro de este arte‚ÄĚ.

Mathilde Monnier y el argentino Alan Pauls, presentar√°n El Baile pieza para doce bailarines, en la Op√©ra Com√©die (25 y 26 de junio). Creada en los a√Īos ‚Äô80 como Le Bal, con puesta en escena de Jean-Claude Penchenat junto al teatro du Campagnol, contaba la historia de Francia desde la Liberaci√≥n. Se convirti√≥ en El Baile gracias a un viaje de Mathilde Monnier a la Argentina (en su regreso a escena), donde junto al escritor Alan Pauls crearon una versi√≥n muy libremente inspirada en aquella obra. La puesta habla de un pa√≠s y sus contradicciones (cubre entre 1978 y 2016), a trav√©s de los gestos del cuerpo y la m√ļsica. Con dramaturgia de Veronique Timsit y aportes del music√≥logo Sergio Pujol, Mathilde Monnier y Alan Pauls eligieron a sus doce int√©rpretes en una Buenos Aires re-encantada (bailarines: Martin Gil, Lucas Lagomarsino, Samanta Leder, Pablo Lugones, Ari Lutzker, Carmen Pereiro Numer, Valeria Polorena, Lucia Garcia Pulles, Rena, Delfina Thiel, y Daniel Wendler).

Por su parte, (argentina radicada en Bruselas, formada en el Taller de Danza Contempor√°nea del Teatro San Mart√≠n), mostrar√° Aut√≥ctonos en el Studio Bagouet (29 y 30 de junio). La core√≥grafa ha encontrado materia viva en un personaje de la novela 2666 de Roberto Bola√Īo Avalos: una mujer que tiene √©xito. Respondiendo a diferentes inquietudes acerca de ese ascenso, la argentina llega a La Sociedad del Cansancio, del fil√≥sofo surcoreano Byung-Chul Han. O al pensamiento de la sociedad de la performance, su inter√©s no recae en mostrar lo poderoso de las sociedades de la resistencia, sino en cavar hacia su fracaso y su imposibilidad de lograr una comunidad. Con Varinia Canto Vila, Ondine Cloez, Aymara Parola, Sophia Rodr√≠guez. Creaci√≥n e interpretaci√≥n musical de Lea Petra, dramaturgia de Olivier Hespel y como asesor de danza folkl√≥rica: Milan Herich.

El franc√©s Bernardo Montet, director de la compa√Ī√≠a Mawguerite, presentar√° Carne en el Th√©√Ętre la Vignette (5 y 6 de julio), una obra basada en investigaciones y fotograf√≠as del misionero alem√°n Martin Gusinde (1886-1969) en Tierra del Fuego. Montet aborda los territorios del fin del mundo seg√ļn una geograf√≠a de la ficci√≥n y a los miembros de las tres tribus existentes (que desaparecer√°n), para poner en perspectiva representaciones imaginarias y la realidad tangible.

Además de los veinte espectáculos programados, Montpellier Danse ofrecerá un completísimo ciclo de cine y danza con entrevistas posteriores a autores y protagonistas, actuaciones en la calle, una exposición de fotografías de Merce Cunningham, y una serie de clases a cargo de los artistas invitados.