¡Finalmente He Amado Tanto a Los Ingleses!

0
32
Daniel Davidson en Goat: transmisión de todas las gamas posibles de la humanidad. Foto: Hugo Glendinning

La Rambert Dance Company, presentó Goat (Cabra), en el bello Castillo Tito Gobbi de Bassano del Grappa, provincia de Vicenza de la Región Veneta, en el marco del Festival Opera Estate

 

Goat (estrenada en octubre de 2017), es un nuevo espectáculo de esta importante compañía histórica de Londres, que ha sido nominada al Premio Oliver Award 2018 como Mejor Nueva Producción de Danza, con coreografía del joven Ben Duke. La música de Nina Simone interpretada en vivo por una banda en el escenario dirigida por la cantante de jazz Nia Lynn, contó con excelentes intérpretes, tanto instrumentistas como cantantes.

Los bailarines del elenco están muy bien preparados, con una sólida técnica y una riqueza expresiva que va más allá de lo imaginable, conectados con la emoción, transmitiendo sutilezas, fuerzas y todas las gamas posibles de la humanidad, tanto individualmente como en lo grupal.

El Ballet Rambert es una de las compañías más importantes del mundo, fundada por Marie Rambert en 1926 con sede en el Teatro Mercury de Londres. A lo largo de su historia ha desarrollado diversas líneas, abandonando ese teatro en la década de 1940  realizó un repertorio muy clásico, para relanzarse en los ’60 como compañía de danza contemporánea. Pero este estilo no era conocido en su repertorio. Ambiciona así, a ser la más emocionante del mundo de la danza, una danza que sea radical, provocadora, de inspiración, que se distingue de la mayoría, una danza con su propia voz y con su unicidad.

 

Cabra

Ben Duke, considerado una de las nuevas promesas de la coreografía, explicó sobre su obra, oscura, divertida y profundamente conmovedora, que disecciona el placer y el dolor de la ejecución. “En la aldea donde crecí, había una tradición en la víspera de Año Nuevo de escribir en una hoja de papel dos cosas de las que querías deshacerte: podía ser algo malo que te había sucedido, o algo malo que tuviste. Hecho. Los pedazos de papel se colocaban dentro de una lata atada a la cola de una cabra, que se suponía desaparecería en el horizonte y se llevaría nuestros pecados con ella. Sin embargo, usualmente corría por cinco segundos más o menos y luego se detenía para comer algo de hierba. En algunos años incluso, llegó corriendo hacia nosotros nuevamente… “.

Es director artístico y cofundador de Lost Dog, agrupación para la que ha creado Paradise Lost que ganó el Premio Nacional de Danza por Mejor Interpretación Masculina y fue nominado para un premio Total Theater y un premio South Bank Sky Arts. Más recientemente creó Like Rabbits, junto a la galardonada escritora Lucy Kirkwood, e It Needs Horses. Ben Duke, además ha coreografiado obras para el Scottish Dance Theatre, Phoenix Dance Theatre, The Gate Theatre y El Teatro Nacional de Escocia. Graduado de la Escuela de Actuación de Guildford, de la London Contemporary Dance School y de la Universidad de Newcastle (Literatura Inglesa), su trabajo es un intento de reconciliar estos tres entrenamientos.