CincoViajeras.ar

0
244
María Eugenia Moore, Nieves di Cesco, Malena Raventós, Luisana Alvarez Ricciotto, Noemí Martínez Giovanetti

Cinco se√Īoritas hicieron las valijas, vieron artistas ex√≥ticos, comieron sentadas en el suelo, caminaron por los mercadores √°rabes e hicieron fortuna

 

Mar√≠a Eugenia Moore (San Mart√≠n de los Andes), Nieves di Cesco (Cipoletti), Malena Ravent√≥s (Neuqu√©n), Luisana Alvarez Ricciotto (San Mart√≠n) y Noem√≠ Mart√≠nez Giovanetti (Banfield), son bailarinas, profesoras y organizadoras de eventos nacionales e internacionales. En alg√ļn momento les fue imprescindible viajar emulando a Isabelle Eberhardt o a Lady Mary Wortley Montagu, antiguas viajeras en Oriente.

Las sure√Īas empezaron por el marco de un festival de danza oriental. Moore y Ravent√≥s, se escapaban de las salas del hotel cinco estrellas donde se alojaban europeas, americanas y asi√°ticas, para recorrer las calles de El Cairo y descubrir la verdad de esa ciudad enigm√°tica. Al t√©rmino del evento, Moore, se fue a recorrer la vieja ciudad, el sur del pa√≠s, Alejandr√≠a y tomar real contacto con la vida egipcia. En su viaje, Ravent√≥s opt√≥ por el recorrido fara√≥nico que le interesaba hac√≠a rato; mientras que di Cesco en su primer viaje (hizo tres para recorrer cinco capitales) percibi√≥ durante las clases que hab√≠a ido a tomar, que afuera hab√≠a algo m√°s y extendi√≥ su pasaje, mud√°ndose a una casa del centro. Nile Group, Crazy Nights, Ahlan Wa Sahlan son los festivales a los que las bailarinas patag√≥nicas acudieron respectivamente. Los mismos, ofrecen a estudiantes for√°neas, la posibilidad de tomar clases (con profesores egipcios, de la regi√≥n y occidentales), convivir, asistir a espect√°culos e incluso concursar, todo dentro del hotel. Pero estas intr√©pidas mujeres no se satisficieron con ese paquete para ‚Äúcaras p√°lidas‚ÄĚ. Cada una a su manera lo sab√≠a: hab√≠a m√°s en las calles, en los colores del mercado, en el trato con las personas comunes, en el tr√°fico, en la historia viva del pa√≠s que da origen a esta danza.

Nuestras viajeras quedaron cautivadas por como los docentes ense√Īan desde otro lugar, desde el sentir la m√ļsica, la expresi√≥n, la imaginaci√≥n, la comunicaci√≥n. Di Cesco cuenta de un quiebre entre el festival y el afuera, de esa calle llena de sonidos y olores particulares, de la hermandad femenina, de la m√ļsica en lo cotidiano. Moore, tuvo la impresi√≥n de estar en otro planeta: el idioma, las ropas, la calidez humana. Ravent√≥s se vio en un caos m√°gico, llegando a entender la danza con los cinco sentidos.

De esa misma necesidad de entender, de profundizar en la cultura que origina las danzas estudiadas, la certeza de las distancias geogr√°ficas y culturales, la inquietud y curiosidad; es que dos mujeres bonaerenses tambi√©n armaron sus maletas. A Mart√≠nez Giovanetti, su necesidad de estudiar cultura, Islam, m√ļsica (no solo danza) la llev√≥ a Marruecos, Turqu√≠a, T√ļnez y Egipto. Donde encontr√≥ en el contacto directo con los nativos, tanto situaciones edificantes como desesperanzadas. Similar fue la experiencia de Alvarez Ricciotto en norte de √Āfrica, adonde fue a buscar joyer√≠a (su segunda actividad) y a sorprenderse. De la posici√≥n de la mujer en la sociedad, las penurias econ√≥micas, el trato dual con extranjeros y una cultura rebosante de significados, la hospitalidad e informalidad de profesores y artistas, de la vida misma; diferente en todo a la nuestra, dan cuenta nuestras aventureras.

 

Las cinco bailantes volvieron con exceso de equipaje. Mucho que revisar y transformar. Coinciden que su forma de actuar, ense√Īar, investigar, de qu√© poner en escena, de pensar la danza; ha tomado otra dimensi√≥n.

¬ŅEl pasaporte? siempre a mano, claro.

Artículo anterior¡Finalmente He Amado Tanto a Los Ingleses!
Artículo siguienteDefender el Legado
Paula Lena
Licenciada y profesora de Historia ‚Äď PUC Minas Gerais, Brasil. Estudi√≥ danza cl√°sica, contempor√°nea, danza teatro, composici√≥n coreogr√°fica, tango y actuaci√≥n. Desde 1989 dedicada a la danza del vientre y danzas orientales folkl√≥ricas femeninas, formada por maestros nativos de Medio Oriente. Practica Giro Sufi desde 2006 y desde 2009 es disc√≠pula de la Orden Suf√≠ Naqshabandiya. Dicta talleres en su propio estudio y en Brasil, Uruguay, Chile, Portugal y Espa√Īa. Ha publicado art√≠culos en diferentes medios gr√°ficos y digitales, sobre su investigaci√≥n en historia y t√©cnica de la danza √°rabe femenina.