Los Distintivos

0
64
Cathy Marston: mucho m√°s que movimientos. Foto: Alicia Sanguinetti

La segunda entrega dedicada al Festival Internacional de Ballet de La Habana (28 de octubre al 6 de noviembre) se centra en los estrenos encarados por coreógrafos de diferentes latitudes

 

Tal como se mencion√≥ en la edici√≥n anterior, el Festival Internacional de Ballet de La Habana Alicia Alonso, que en esta edici√≥n celebraba el 70¬ļ aniversario de la compa√Ī√≠a anfitriona, se centra en los espect√°culos que son ofrecidos por compa√Ī√≠as y bailarines invitados, pero tambi√©n, y fundamentalmente, en mostrar sobre el escenario a los integrantes del Ballet Nacional de Cuba (recientemente declarado Patrimonio Cultural de la Naci√≥n) con diferentes propuestas, actuales y tradicionales.

Esta edici√≥n del festival se caracteriz√≥ por haber sido la primera vez en su historia en que la propia Alicia Alonso no pudo estar presente (por problemas de salud), pero tambi√©n marc√≥ el regreso al pa√≠s de 17 bailarines cubanos que hab√≠an partido de la isla en diferentes per√≠odos y de diversas maneras. Muchos de ellos todav√≠a en la plenitud de la carrera mostraron sobre las tablas sus virtudes, otros dictaron clases y se reencontraron con un p√ļblico cari√Īoso que los segu√≠a por las calles habaneras. Tambi√©n de lo habitual y tradicional, el encuentro permite foguear a los m√°s j√≥venes componentes del elenco, un cuerpo de baile en constante recambio.

Este a√Īo hubo poca representaci√≥n latinoamericana, siendo la Argentina fiel dignataria, siempre a trav√©s del Teatro Col√≥n de Buenos Aires, por un estrecho v√≠nculo de uni√≥n desde los inicios del BNC.

Coreográficamente el festival mostró una amplia pluralidad de estilos y tendencias rebozadas de creatividad. Los avances técnicos de los bailarines en su conjunto son impresionantes. Cada día logran mayor perfección en detalles, en combinaciones de pasos con efectos y desplazamientos, velocidad impactante y más fuerza: musculatura potente y estilizada que desemboca en saltos más altos, giros más sorprendentes (con variaciones) y piernas altísimas.

 

Los estrenos

Las nuevas puestas en escena en este 2018 tuvieron algunos puntos en com√ļn: el rol de la mujer en la sociedad (de todos los tiempos), empoder√°ndola, incluso personificando a ciertos h√©roes masculinos transformados en f√©minas. Tambi√©n fue particular la evoluci√≥n t√©cnica del vocabulario coreogr√°fico, creado para bailarines cl√°sicos, de manera completamente actual y contempor√°nea. Y por √ļltimo, hubo m√°s de un suicidio sobre el escenario, adem√°s de otras muertes (Giselle incluida).

Los coreógrafos que viajaron a Cuba para crear expresamente al Ballet Nacional de Cuba, se mostraron personalísimos, sin extravíos causados por la moda o superficialidades de uso del momento. El resultado: encantador.

La británica Cathy Marston montó Próspera basada en La Tempestad de William Shakespeare, en la que transformó a Próspero en mujer como reconocimiento a la propia Alicia Alonso. La pieza atrapó al espectador desde el primer segundo, con orquesta en vivo, el genial vestuario (Jean-Marc Puissant), el escenario desnudo, los personajes definidos y el lenguaje técnico (híper clásico con uso de puntas). Brillante.

Pepe Hevia, cubano radicado en el exterior hace m√°s de dos d√©cadas cre√≥ Ciudad de Luz para Grettel Morej√≥n y Ariam Le√≥n, un duo muy hermoso (coreograf√≠a, iluminaci√≥n y vestuario) de estilizado corte contempor√°neo, con m√ļsica intervenida estrat√©gicamente para dar cuenta de la capital cubana.

La espa√Īola Mar√≠a Rovira, nuevamente en el festival, repuso Tierra y Luna y dos creaciones: Vestida de Nit para Claudia Garc√≠a y Ariam Arencibia, un duo de amor juvenil, amoroso y juguet√≥n, que fue muy aplaudido y celebrado por la audiencia. Y un solo para Dani Hern√°ndez, Anima, que traslad√≥ al hiper-cl√°sico bailar√≠n a un nuevo mundo, que ella imagin√≥ para √©l y que √©l supo resolver (con final impactante, en salto volador hacia coulisses).

La cubana Ely Regina, contin√ļa en la b√ļsqueda de un lenguaje propio, en ese camino, mostr√≥ en el Festival su ingeniosa Anyali destac√°ndose B√°rbara Fabelo, con juego de din√°micas, escenograf√≠as y puesta de luces (que encant√≥ al espectador) y el estreno de La Forma del Rojo con parte de los mejores bailarines del elenco.