Uruguay: Una prueba para regresar al teatro

0
50
Creaciones de coreógrafos uruguayos, para el Ballet del Sodre.

A poco de estrenarse ‘Un Tranvía llamado Deseo’ de (marzo 2021), y respetando la extensión de las medidas anunciadas para evitar el incremento de contagios de Covid-19, todas las funciones y eventos con público programadas en los Auditorios del fueron suspendidas, por ciclos que se renovaron hasta el 31 de mayo.

Todo lo que se había programado en la institución nacional para esta temporada, fue cancelado o bien reprogramado para fechas futuras.

Pero este sábado se realizará una prueba piloto denominada ‘Pase Responsable’, organizada por la presidencia de la nación, y será con un espectáculo de ballet.

Durante este tiempo sin público en las salas, el Ballet del Sodre de , o Ballet Nacional de , la compañía oficial, ofreció una serie de transmisiones por internet y por la televisión abierta, de obras de su repertorio y también entrevistas a artistas y técnicos de la casa y con cantidad de invitados internacionales, moderados por su directora María Noel Riccetto. Conservando en todo momento los cuidados necesarios para evitar contagios.

La República oriental del Uruguay cuenta con casi 3 millones y medio de habitantes, y según sus datos oficiales suma 1227 muertes debido al Covid-19, cada 1M de su población (un total de 4276 personas).

https://fb.watch/5SmtnmN2pP/

Este sábado, se procederá a realizar una prueba rápida de antígenos a todos los espectadores (que serán unos 120 invitados solamente). Estos test demoran entre 15 y 30 minutos. Además deberán conservar el tapaboca durante toda la función.

El programa que se presentará en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional Adela Reta, está conformado por tres obras bajo el título ‘Workshop Coreográfico 2021’, parte de la experiencia de creación de jóvenes coreógrafos emergentes que trabajaron en burbujas y mayoritariamente a distancia (por internet). El espectáculo completo se estrenaría en julio.

En entrevista televisiva, Riccetto confesó el sentimiento de emoción e ilusión que tienen todos los bailarines y remarcó que en las épocas de confinamiento, “hicimos algo que era inimaginable, en una disciplina que nadie pensaba que podía ser virtual. Es una forma de mostrar que durante todo este tiempo estábamos preparados para volver”.

https://www.bns.gub.uy/es/