San Juan, Nueva Sangre de España

0
79
Ph. Lucrecia Diaz

Aunque el término haya caído en desuso, y normalmente se interprete en clave negativa, a los flamencos les gusta hablar de “raza”.

Más que una clasificación de las personas humanas como si de animales se tratase, la “raza” de los flamencos españoles habla de un fondo ancestral de cultura ibérica. De la mezcla de lo que éramos nosotros, los ibero-americanos antes de que nos mezcláramos mejor, más universalmente, étnica y culturalmente, en nuestro espacio de América Latina.

Sombra Efímera II, el espectáculo que el bailaor español Eduardo Guerrero, trae aquellos aires híbridos, de cristianos, gitanos, judíos y moros, al teatro del Bicentenario de la provincia de San Juan.

El estreno será el 26 de marzo.

Guerrero ya había visitado San Juan en 2018. “Poseedor de una técnica exquisita, Guerrero propone una perspectiva vanguardista del flamenco que combina artes plásticas con las artes contemporáneas del movimiento y promete una impactante inmersión en todo lo que nos representa como humanos” señalan los organizadores del Ministerio de Turismo y Cultura sanjuanino.

Guerrero apuesta a una profunda confluencia entre el tradicional flamenco, la danza contemporánea y artes audiovisuales modernas.

En Sombra Efímera II se suceden una serie de episodios, múltiples acciones escénicas simultáneas, imágenes inmersas en un nuevo territorio a explorar, para dar paso a las formas, la luz y el sonido desde el flamenco.

Ph. Lucrecia Diaz

Raza

Eduardo Guerrero González (Cádiz, 1983) empezó a bailar con sólo seis años de edad en la escuela de Carmen Guerrero. Allí construyó los cimientos de su danza para pasar después a su desarrollo en profundidad, junto a los maestros Mario Maya, Antonio Canales, Manolo Marín, entre otros. Estudió danza española en el Conservatorio de Danza de Cádiz y posteriormente amplió sus conocimientos de danza contemporánea y de clásica.

A partir del año 2002 comenzó su carrera profesional en los elencos de Aida Gómez, Eva La Yerbabuena, Rocío Molina, el Ballet Nacional de España, Javier Latorre, Rafael Aguilar.

Fue en 2011 su coreografía “Mayo” obtuvo el 1er Premio del Concurso coreográfico de Conservatorios Profesionales.