Rosario no es sólo violencia

0
606
Koi Ballet, Chopiniana en reposición de Franco Cadelago. Ph: Carlos Villamayor

La ciudad santafesina figura en los medios nacionales e internacionales por sus índices anormales de violencia criminal. Quizás eso empañe el hecho de que la urbe es una usina de generación de artistas, músicos y bailarines, sobre todo.

El Koi Ballet, con sede en esa ciudad, celebra 20 años de existencia con un programa de aires clásicos, neoclásicos y contemporáneos.

Lejos de la neblina de pólvora, los rosarinos del Koi Ballet encararán un programa sobre una base musical que se presta a las representaciones “académicas”. Bailarines de varias generaciones, forjados en el seno de una tradición que hilvana el lenguaje clásico, contemporáneo y jazz, llevarán a escena tres piezas al escenario del Teatro El Círculo (Laprida 1223, Rosario), el 3 de septiembre.

La apertura será con Chopiniana en reposición de Franco Cadelago, interpretada por Martina Peccioloni, y Jonathan Anchoverri Castro, flamante egresado del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

La pieza neoclásica será Piazzolla, mito y revolución una coreografía León Ruiz. Y el lenguaje contemporáneo estará presente en Pathos, coreografía de Lucia Animendi.

El Koi Ballet debutó en 2002 con una Paquita protagonizada por el ex bailarín del Teatro Colón Leonardo Reale quien también se sumó como invitado durante varios años. Otros nombres mayúsculos de la danza académica que pasaron por las filas del Koi son Juan Pablo Ledo y el propio Cadelago.

Como se trata de una “escuela” y un estilo, que se realiza en el escenario, el Koi tuvo grandes maestros también: Héctor Barriles, Bernard Courtot de Bouteiller, Sergio Neglia, Andrea Chinetti, Stella Saladino, Sara Rzesotko, Leonardo Reale, Franco Cadelago, Noemi Cohelo, Florencia Chinelatto, entre otros.

El Koi es una de las pocas compañías privadas que repuso grandes Ballets completos: Don Quijote y Paquita– Sara Rzezotko; Coppelia- Roberto Dimitrievich; Cascanueces y Noche de Walpurgis- Leonardo Reale; Suite del Lago de los cisnes; entre otros.

La excelencia de esta capacitación de profesionales de la danza se refleja en sus resultados.

Cinco de sus alumnas y un alumno continuarán sus carreras en el exterior este año:

Jazmín Arrieta  de solo 14 años viaja al Reino Unido a completar su formación en la escuela del Royal Ballet.
Estefanía Ontanilla de 18 años, luego de becas y estudios en el exterior, se sumará al ballet Atlanta 2, en Estados Unidos.
Emanuel Talongo de 18 años, también se sumará al ballet Atlanta 2, en Estados Unidos.
Lucia Cosme, de 18 años parte a la escuela del ballet de Alberta, Canadá, para cursar Graduate Program 2022-2023.
Sofia Duggan de 18 años, fue aceptada por audición a un programa de estudio TRY International Trainning & Research program for Young Dancers, de Lucca, Italia.
 Bianca Cerioni de 20 años seguirá su formación en Dart Studios de Berlín, Alemania.