El valor de los archivos

0
694

El personal del Departamento de Archivos de la Biblioteca Nacional encabezado por Ana Guerra, se dedica con alma y corazón, a cuidar de la historia de nuestro país. En este video nos cuentan cuál es el valor de los archivos y cuáles son los desafíos y emociones con que se encuentran en su trabajo cotidiano.

“Estos archivos cumplen una triple función social, dice Ana Guerra. “Por un lado, son consultados para investigar y para conocer la historia política y cultural, de una sociedad a lo largo del tiempo. Por otro lado, los archivos sirven a la memoria institucional. Tanto los organismos del Estado, la sociedad civil o las empresas privadas a través de sus documentos dan cuenta de qué es lo que hacen, qué actividades realizan y cómo las hacen. Y por último, la otra de estas funciones es la posibilitar el ejercicio de derechos por parte de la ciudadanía. Todas las personas hemos necesitado documentos para realizar trámites, reclamos, denuncias, etc.”

“En la Biblioteca Nacional, además de trabajar con el propio archivo de la institución, recibimos en donación, damos tratamiento y ponemos a consulta pública, muchísimos archivos personales y también de empresas editoriales, que de otro modo, si la Biblioteca no los recibiera, podrían perderse”.

“En este sentido la Biblioteca cumple un rol fundamental al dar resguardo a importantísimos archivos de personas relevantes para la vida cultural y política de nuestro país”.

Así, dentro del patrimonio de Archivos de Redacción de la Biblioteca Nacional se encuentra también el de Balletin Dance, La Revista Argentina de Danza. Allí, futuros investigadores podrán encontrar nuestra historia y descubrir cómo lograron tres intrépidos jovencitos fundar una publicación que perdura desde hace 30 años, sorteando los avatares de propios de una Argentina que nunca permanece quieta. Husmear entre la documentación física de nuestro archivo, permitirá a futuros investigadores descubrir cómo lo hicimos.

Podrán encontrar material de redacción entre 1994 y 2000 (antes de la digitalización): epistolarios, manuscritos, folletos, volantes, recortes de prensa, fotografías, dossier informativos de compañía de danza argentina y extranjeras, currículums profesionales de coreógrafos y bailarines. Las grabaciones de audio en crudo de las entrevistas que realizamos a tantos geniales artistas. Correspondencia, libros contables, borradores de notas, contratos, películas y fotocromía, entre tantos metros y metros lineales de documentación.

Pero ¿quiénes se acercan a este archivo histórico?. Vera de la Fuente nos explica: “Atendemos infinidad de consultas, búsquedas muy diversas, usuarios con perfiles también muy distintos, que tienen que ver con al cantidad de usos que hoy puede tener la información, las historias que se guardan en los archivos. Nuestro trabajo es acompañar, asistir, orientar tanto de manera presencial como remota, para garantizar o facilitar en todo lo que esté a nuestro alcance, ese trabajo de investigación para las finalidades y ámbitos que sean”.

El Archivo Institucional histórico Guarda la documentación que produce la Biblioteca Nacional mientras desarrolla sus servicios, dice Florencia Buschi. “Dando cuenta de qué hace y cómo lo hace. Es interesante ver cómo cambia la materialidad del trabajo. Por ejemplo, encontramos catálogos manuscritos en el siglo XIX, impresos en el siglo XX y actualmente nuestro catálogo se encuentra en formato digital. Una de las funciones sociales del archivo es contribuir a la memoria institucional, siendo también la Biblioteca un espejo de nuestra historia política y social. Tenemos documentación desde 1829 hasta hoy.

“Trabajar en los archivos siempre es muy emocionante”, dice Daniela Rodríguez. “Desde las primeras tareas que realizamos, para por ejemplo, reconstruir la historia de los archivos y de la entidad que los produjo, hasta todos y cada uno de los pasos que vamos realizando para su puesta a la consulta. Siempre recordamos nuestra primera consulta que fue sobre la masacre del Pabellón 7º, el 14 de marzo de 1978. Un episodio represivo de la última dictadura militar en el que murió un número indefinido de presos. De esta manera, los documentos a partir de esta consulta, pudieron contribuir a demostrar que este fue un rimen de lesa humanidad y ser juzgado como tal. Porque los archivos tienen un valor muy importante para nuestra sociedad, cuando podemos ver cómo son garantía de nuestros derechos ciudadanos. Por eso, seguimos invitándolos a que vengan a consultar el valioso patrimonio documental que hay en nuestra Biblioteca Nacional para todo el mundo”.

¿Cómo acceder?

Departamento de Archivos: Agüero 2502, 3º piso (C1425EID), Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Tel: (54-11) 4808-6063 / (54-11) 4808-6000, interno 1483

E-mail: archivosycolecciones@bn.gob.ar

Horario de Atención: lunes a viernes de 10 a 18 hs, sábados y domingos de 12 a 18 hs, previo acuerdo de cita.

Ver más: https://www.instagram.com/reel/C8A-hheBATJ