presentó el mes pasado su nueva producción en el Centro Cultural de la Cooperación, interpretada por Ana Armas (destreza), Gastón Santos (clara honestidad), Mariela Loza (que además canta, bien, con una inolvidable sonrisa sensual) y Matías Mancilla (plasticidad desde el alma).

Una propuesta diferente a la mayoría, que relata las diferentes formas del amor de pareja de una manera original. Una de Amor utiliza variados artilugios para dar cuenta de ello: textos, canciones, danzas, juegos y juguetes. La combinación entre la creatividad ideada por la directora y la interpretación volcada por los bailarines en escena dieron por resultado un espectáculo recomendable. Con algunas escenas que podrían haber sido más cortas, la función ofrece un in crescendo de percepciones, aproximaciones, intimidad, riesgos, complicidad, cariño y sobre todo, goce, mucho disfrute, que contagia.