Marcio Chinetti (Tutor del área)

0
127

Se inició en danza clásica con los profesores Mercedes Serrano y Wasil Tupin, y continuó en la Carrera de Danza del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Diversificó y profundizó conocimientos con maestros argentinos y extranjeros.

Como bailarín participó en numerosas puestas coreográficas en ballets y óperas en el Teatro Colón de Buenos Aires, y en otros grupos y compañías oficiales y privadas.

Desde 1982 realiza actividad docente y coreográfica, y en el marco de este propósito, ha llevado a cabo diversas experiencias de investigación en nuestro país y en el exterior, como el curso para maestros de la Escuela Cubana de Ballet; en Paris (Francia); en Milán (Italia) una beca de la R.F. Internacional para investigación. Para realizar relevamientos sobre diseños curriculares, organización institucional y metodologías para la enseñanza de la danza y desarrollo de nuevas tendencias y expresiones coreográficas, viajó también a San Petersburgo (Rusia), a España, Suiza, Bélgica y a la República Checa.

Dirigió la Escuela Superior de Danza del Instituto Nacional Superior de Artes (INSA) desde 1985 a 2005 y fue profesor titular por concurso en las cátedras de danza clásica, partenaire, composición y didácticas especiales. Fue maestro de danza y Director del Ballet Río Negro desde su creación en 1983, hasta 2005, para el que montó más de cuarenta obras propias, y variadas reposiciones de repertorio.

Participó como crítico y presentador de espectáculos de danza en televisión, en Canal 7 de Neuquén, Canal 10 de Río Negro y en Cablevisión del Comahue. Realizó críticas de espectáculos de ballet en el diario Río Negro y fue columnista de la Revista de Arte “Cuadernos de la Patagonia”.

Fue designado jurado en certámenes organizados por las Provincias de Neuquén y Río Negro.

Integró como claustro directivo la Comisión de Integración Nacional para la elaboración de planes de estudio de las Carreras de Danza. Participó en las ruedas de consulta del Ministerio de Educación de la Nación, y de las provincias de Río Negro y Neuquén, para el análisis de diseños curriculares para la actividad artística.

Recibió el Diploma de Honor del Consejo Argentino de la Danza en 2006.

Comulga con una práctica de la docencia en continuo estado de evolución, apelando a visiones que reorganizan el material de siempre, pero descubriendo, ampliando y afinando el instrumento corporal en función de crear nuevas posibilidades de movimiento y significado.

Considera a la danza como vehículo de conocimiento y transformación personal y social. Cree en una danza que promueva el encuentro, sanando la relación con nosotros y con los semejantes.

Apoya una acción educativa inteligente y creativa, que promueva junto al desarrollo de habilidades y destrezas técnicas para afrontar una labor profesional, el crecimiento espiritual de quien la práctica y quien la observa. Que en esta acción trascendente se reconoce al arte.