Mantay Grillo, la segunda obra del binomio autoral – Carlos Pel√°ez, se estren√≥ el 26 de noviembre en el Teatro Pan y Arte de Boedo, para disfrute del p√ļblico infantil. Adem√°s, toda la familia pudo apreciar esta lograda combinaci√≥n entre m√ļsica, danza y t√≠teres, el domingo 27 y los d√≠as 3, 4 y 11 de diciembre, como clausura de la novena edici√≥n del Festival Buenos Aires Danza Contempor√°nea

 

Quiz√° la invocaci√≥n de la lluvia, realizada en anteriores ensayos, surti√≥ efecto y se manifest√≥ mediante el torrencial aguacero acaecido el d√≠a del estreno, al cual acudieron todos, a sala llena, como hechizados por el conjuro. En aproximadamente media hora, la pieza atrap√≥ a ni√Īos y adultos. Una c√°lida y acogedora luz acun√≥ a la escenograf√≠a e hizo escuchar el coraz√≥n de cada t√≠tere. La m√ļsica original de Roberto L√≥pez, redobl√≥ el encantamiento a trav√©s de la voz en off de Magdalena Le√≥n. Y la s√≥lida interpretaci√≥n coreogr√°fica de los bailarines del Taller del Teatro San Mart√≠n, fue otro factor que hizo revivir una leyenda ancestral y, paralelamente, tan vigente: el drama(o tragedia) de los ind√≠genas Ayoreos del Chaco paraguayo (entre Bolivia y Paraguay).

El dueto So√Īez-Pelaez relat√≥ a Balletin Dance, como fue la investigaci√≥n y adaptaci√≥n de una problem√°tica compleja al teatro de gui√Īol. Tras un a√Īo de trabajo general y tres meses para la concreci√≥n del montaje, los resultados son plausibles. El espect√°culo capta la esencia del mito de este pueblo originario, para, en una audaz y el√≠ptica apropiaci√≥n, recrear y trasladar la trama al Noroeste argentino. Con sus cantos, Mantay Grillo (mitad abuela-mitad grillo) hac√≠a llover sobre el cerro, para beneficio de todo ser vivo. Un d√≠a se inund√≥ y sus devotos pobladores decidieron echarla de su regi√≥n. As√≠ Mantay se fue a la ciudad, donde continu√≥ con su pluvial rito. All√≠ apareci√≥ ‚ÄúHombre Malo‚ÄĚ, con su proverbial codicia, y la hizo cantar enga√Īada en diversos escenarios mientras embotellaba el agua, para luego venderla.

Sin caer en el panfleto, estos dramaturgos, lanzan una denuncia y un urgente llamado a la conciencia sobre la pronta escasez del recurso natural más vital del planeta: el agua. Al unísono develan, mediante sublimadas sugerencias, las trágicas consecuencias que derivan de la tala indiscriminada, e ilegal, del Chaco paraguayo, hábitat natural, desde hace siglos, del citado pueblo originario. Hay un negocio demasiado perfecto, pues la hectárea de esa tierra es barata, se vende su madera y se cría ganado, pero como sus habitantes desconocen sus derechos básicos y elementales, no son tratados como humanos por quienes dicen ser sus pares, e incluso, civilizados.

Din√°mica, concisa y profundamente did√°ctica, a la vez, la pieza recrea un universo m√°gico, que hace levitar al espectador en su lograda elaboraci√≥n est√©tica sumergi√©ndolo en los mundos fant√°sticos del ni√Īo que siempre llevaremos dentro. Universo verdadero, tambi√©n, porque incre√≠blemente la leyenda se anticip√≥ a la realidad de estos seres, que actualmente son desalojados de sus tierras por la sequ√≠a que ha provocado la mano de otros hombres, ateos, quiz√°, o adoradores de otros mitos y otros dioses.

Artículo anteriorRepetición
Art√≠culo siguienteEspa√Īa Danza Contra los Molinos de Viento
Toni M√°s
Toni M√°s (La Habana) Instructor de arte, Narrador Oral Esc√©nico e investigador de la m√ļsica popular cubana. Ha publicado los poemarios Tono Menor, Editorial Letras Cubanas (2002), premio del concurso Pinos Nuevos y Los fantasmas del circo, edici√≥n biling√ľe ingl√©s-espa√Īol, Editorial Lugus Publications en Ontario, Canad√° (1996). Textos suyos aparecen en diversas antolog√≠as y publicaciones peri√≥dicas en Cuba, Espa√Īa, M√©xico y Argentina.