El Ballet Nacional de España llega a Buenos Aires

0
242
El ballet nacional de España en farruca de Juan Quintero. Foto: Stanislav Belyaevsky

Después de una larga ausencia por los escenarios sudamericanos, el Ballet Nacional de España visitará en junio Buenos Aires y Santiago de Chile. Las funciones programadas en el Teatro Coliseo serán del 11 al 16

 

El programa con el que se presentarán en Buenos Aires, incluye varias obras de Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España desde 2011, que dejará su cargo en septiembre para dar paso a Rubén Olmo, seleccionado recientemente por el Ministerio español entre doce candidatos y ganador de varios premios nacionales. El sevillano además, acaba de ganar el premio de la crítica en el 23° Festival Flamenco de Jerez por su obra Horas Contigo.

Antonio Najarro ha marcado una nueva manera de trabajar en el elenco ibérico, convocando a diferentes artistas jóvenes para que crearan coreografías expresamente para el ballet, conformando un renovado repertorio, como el caso de las Cantiñas que traerán al Teatro Coliseo con coreografía de Mercedes Ruiz (ver entrevista en Balletin Dance de marzo de 2019, N° 284). Pero también, la compañía presentará la versión flamenca de Bolero con partitura de Maurice Ravel y coreografía de Rafael Aguilar (1987) que fue incorporada al BNE, primero como homenaje al coreógrafo y luego como parte de su repertorio.

El resto del programa en gira lleva coreografías del propio director, quien haciendo un balance de su gestión en el BNE comentó que: “Sinceramente, hemos superado con creces todo lo planteado en mi plan directivo cuando fui elegido al frente del Ballet Nacional de España. Aún queda mucho por luchar, pero hemos logrado posicionar a la compañía nacional e internacionalmente y hemos logrado nuestro objetivo de darle mucha más visibilidad y hacerla mucho más cercana a todos”.

El BNE logró con la gestión de Najarro, no sólo la visibilidad exterior sino una impronta propia muy personal, una forma que la danza española carecía, ya que las compañías que más circulaban por las redes sociales y por los escenarios eran únicamente de flamenco. Con la gestión que se cierra, el Ballet queda posicionado en las primeras líneas como elenco. “Considero que es muy importante la figura del director en una compañía de danza. En mi caso me he dedicado al cien por cien, a estar muy presente y de manera muy cercana con todos los artistas de la compañía, y supervisando todo. Creo que la palabra que mejor puede definir mi impronta es visibilidad”.

“Además de cuidar al máximo el contenido artístico de todos nuestros espectáculos, mi principal objetivo ha sido dar visibilidad al BNE y, en consecuencia, a la danza española. A través de multitud de acciones, con el objetivo principal de hacer cercana nuestra danza española a todo el mundo”.

Con la designación del nuevo director y el fin de una etapa después de ocho años, Najarro volverá a nuevos proyectos como los que lleva adelante con Javier Fernández, campeón del mundo de patinaje artístico sobre hielo “donde pondremos el flamenco sobre hielo, con patinadores, bailarines y músicos flamencos. Seguiré trabajando en las coreografías del equipo nacional de nado sincronizado para los próximos Juegos Olímpicos”. Y remarcó “yo no puedo estar sin crear y sin tener contacto con los bailarines”, por eso, confesó tener “otros proyectos que todavía no puedo adelantar”.

Con motivo de su visita a nuestro país el Consejo Argentino de la Danza le brindará un homenaje a Antonio Najarro en el que será nombrado socio Honorario de la institución Argentina, el evento se realizará durante la entrega de los premios María Ruanova.

Artículo anteriorEl Camino del Héroe
Artículo siguienteNuevas presentaciones de libros
Gabriel Vaudagna Arango
Gabriel Vaudagna Arango, Máster en Flamenco (UGR); Lic. en danzas, profesor de danzas españolas e investigador. Responsable de la columna de flamenco en Balletin Dance desde 2013. Ha publicados cuatro libros de danza: Apuntes de clases, la danza española y el baile flamenco (2013) Post Flamenco, vanguardia y ruptura en el baile (2015), Pequeños Diálogos sobre el flamenco (2017) Declarado de interés Nacional por la presidencia de la Nación, Habitar la danza (2018). Es jurado en eventos de danzas de todo el país y dicta cursos y talleres de flamenco y folklore español. La Embajada de España le otorgó un reconocimiento en 2005 por su labor de difusión cultural.