Latinoamérica se Mueve

0
256
En el Festival La Movida, todos los asistentes “sin distinción alguna, reciben capacitación artística de alto nivel, en forma libre y gratuita”, dice Graciela Nicola. Foto: gentileza de la artista

En su XIV edición ininterrumpida, regresa con participación gratuita, el Festival Internacional Movida Teatral de las dos Orillas, un festejo de todas las artes, signado por la excelencia pedagógica, no competitivo, libre y gratuito. Se desarrollará del 3 al 7 de septiembre, en la Asociación Bancaria de Buenos Aires (Sarmiento 337)

 

Preliminarmente, la organización convocará al Primer Congreso Internacional de Festivales Comunitarios, del 30 de agosto al 1º de septiembre, que sesionará en la Universidad Nacional de las Artes (French 3614) y que servirá como plataforma de lanzamiento a la Red Internacional de Festivales Comunitarios, proyectado para el año próximo.

Dicho congreso generará un hackatón[1] multidisciplinario internacional, para desarrollar propuestas que articulen el incentivo y la circulación de la Cultura Independiente y Comunitaria, forjando apoyos específicos desde la Red de Festivales Comunitarios. Se pretende conseguir mediante políticas públicas transversales multiculturales, que insten a las administraciones estatales, a un total compromiso social. Habrá representantes de teatro, música, danza, audiovisuales y literatura, de Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Costa Rica y Cuba.

Balletin Dance contactó a Graciela Nicola, directora y fundadora del festival La Movida Teatral, quien reveló que su formación como bailarina del Teatro Colón, despertó sus varias pasiones artísticas y el amor por la pedagogía. Hoy es coreógrafa, directora teatral y experimentada gestora cultural. “La Movida se gestó mientras integraba un ciclo con dieciocho directores escénicos en el Centro Cultural San Martín. Nos habían dado la Sala Enrique Muiño durante tres meses, para que armáramos una obra con los estudiantes de los diversos talleres. Escogimos Terror y Miseria del Tercer Reich de Bertolt Brecht, compuesta por 24 escenas independientes. A mí me tocó La Consigna y fue el hilo conductor elegido. El éxito nos llevó al Paseo La Plaza y en un intercambio con la Secretaría de Cultura de Colonia (Uruguay), nos invitaron a colaborar con su Comedia Municipal. Actuábamos de noche y se me ocurrió que, durante el día, impartiéramos talleres abiertos a la comunidad, ya que en nuestro elenco teníamos varias disciplinas, y funcionaron a salas llenas. Fue en enero de 2008, en el Centro Cultural Bastión del Carmen y les dije: ‘en julio los espero en Buenos Aires’. Y lo logramos, gracias a la eficiente gestión de la Municipalidad de Vicente López”.

Para Graciela Nicola, “el teatro, la danza, las artes todas, más allá de su utilidad como relax, son herramientas eficaces para educar, crear consciencia y pensar en/con el otro. Nuestra labor es poner el arte al alcance de todos, elevando la calidad docente y la multiplicidad de expresiones que irán surgiendo con el tiempo en cualquier latitud, para nuestro aprendizaje mutuo”.

Convencida de que este Festival es esencial para nuestras regiones, “históricamente en desventaja, debido a sus particulares fundaciones como jóvenes repúblicas”, porque todos los asistentes “sin distinción alguna, reciben capacitación artística de alto nivel, en forma libre y gratuita”.

Así como hace una década, la programación del festival propone seminarios y talleres durante el día y espectáculos por las noches, todo con entrada gratuita. Este año ofrecerán sus enseñanzas José Luis Solís Herrera (director del Festival Internacional de Teatro Embrujarte de Costa Rica), Felipe Rivera (Chile), Alfredo Iriarte (Uruguay), Alejandro Bastidas (Venezuela), Lili Suarez (Cuba), José Antonio Más (Cuba), la murga Metele que son Pasteles (Uruguay) y de Argentina Gonzalo Alfonsín (director del Festival Internacional de Teatro), Mariela Asensio, Juan Ignacio Jafella, Román Podolsky (Universidad Nacional de las Artes), Martín de Goycoechea y Gustavo Garzón, junto a la actuación del Coro Nacional de Niños y la agrupación Phonia.

Por último la directora confesó, que “ante la duda, por los tropiezos iniciales, Onofre Lovero me advirtió: ‘Nena, tenés que seguir, este camino te lo marcó Dios’.”

 

[1] Término que conjuga los conceptos de maratón y hacker. Una experiencia colectiva que persigue la meta común de desarrollar aplicaciones de forma colaborativa en un corto plazo. Es usado en las comunidades hacker para referirse a un encuentro de programadores para desarrollar software colaborativamente.

Artículo anteriorCuerpo e Intemperie
Artículo siguienteRelaciones Internacionales. India´n Beatles junto a Hilda Lizarazu
Toni Más
Toni Más (La Habana) Instructor de arte, Narrador Oral Escénico e investigador de la música popular cubana. Ha publicado los poemarios Tono Menor, Editorial Letras Cubanas (2002), premio del concurso Pinos Nuevos y Los fantasmas del circo, edición bilingüe inglés-español, Editorial Lugus Publications en Ontario, Canadá (1996). Textos suyos aparecen en diversas antologías y publicaciones periódicas en Cuba, España, México y Argentina.