Alexei Ratmansky en La Habana

0
103
Alexei Ratmansky, Viengsay Valdés en la sede del Ballet Nacional de Cuba, del barrio de El Vedado. Foto: gentileza de la compañía

Mientras se reabría el Gran Teatro con a cargo del Ballet Nacional de Cuba, en sus salas de ensayo montaba Concerto DSCH, que se estrenará el 3 de noviembre, en ese mítico teatro de La Habana. Viengsay Valdés, subdirectora artística del elenco cubano, inicia así una sucesión de nuevas experiencias en variados estilos de ballet y danza.

En conferencia de prensa, el coreógrafo ruso explicó que eligió esta obra para el BNC, porque se trata de una pieza enérgica, corta y conectada de cierto modo con la escuela cubana de ballet: si bien predomina el estilo Balanchine, se inspiró en su gusto hacia la de los bailarines norteamericanos, de los de la Escuela Imperial (de San Petersburgo) y de la fisicalidad del Bolshoi.

Concerto DSCH cuenta con cinco roles principales y 14 bailarines de cuerpo de baile, requiere gran esfuerzo físico, que saca el peso del cuerpo de la vertical clásica, con una técnica neoclásica fuerte, y mucha coordinación entre los bailarines. Estrenada en 2008 por el New York City Ballet (Estados Unidos), la interpretaron también en el Ballet del Teatro Mariinsky de San Petersburgo (Rusia), San Francisco, Seattle y Miami City Ballet (Estados Unidos), y la de Bucarest (Rumania).