Prodanza: nuevos directivos

0
53

Entrevista

Nuevos directivos en la Ciudad

Por Agustina Llumá

El Instituto para el Fomento de la Actividad de la Danza no Oficial de la ciudad de Buenos Aires (), cuenta con nuevo directorio, elegido por el Ministro de Cultura, Darío Lopérfido. Balletin Dance dialogó con y

Andrea SaltielDirector ejecutivo y directora artística respectivamente, los actuales funcionarios ejercían desde hace más de un año, como vocales. Durante este tiempo, tuvieron la oportunidad de interiorizarse en cuanto al funcionamiento y normativas de su cartera, tratándose esta nueva tarea como una continuación de la anterior. La nueva comisión se plantea como “un equipo, pensando también en nuevas líneas de y proyectos”, señaló Saltiel en esta conversación.

La Ley de creación de Prodanza, poco margen deja para la gestión, que exceda a la distribución de dinero estatal en forma de subsidios. Sin embargo los encargados del Instituto, aclararon a esta cronista, que mucho puede hacerse desde su área con trabajo y perseverancia. “Podemos proponer -aclara Señorán-. Nuestra intensión es empezar a proponer nuevas líneas. Nuestro sueño y deseo es poder ampliar el organismo. Estamos trabajando para eso”.

Más allá de la ley, en la dirección anterior se realizaron varias ampliaciones, que contaron con presupuestos propios, por fuera de los subsidios, y que se conservarán este año. Se continuará con la experiencia Laboratorio, una suerte de residencia coreográfica que tiene lugar en ámbitos de la ciudad, y de la que habrá dos llamados anuales (el segundo será a mediados de año). En 2016 tendrán “más salas y la posibilidad de incorporar a más grupos”, explicó Señorán. Además del espacio de trabajo/ensayo, cuentan con tutorías, y el directorio acompaña el proceso creativo, apuntalando, con herramientas de gestión y seguimiento. Lo único que se perdió del año anterior fue la relación con el y las Ciencias que eliminó la línea Fomento de la Danza en 2016, para pasar a un sector Danza dentro del área Creadores (este programa estaba siendo cuestionado el mes pasado, pues no se había notificado el destino de los fondos de 2015). “Pero nosotros no tenemos vínculo con esa selección a partir de ahora”, explicó Señorán. Entre las tareas actuales, se mencionaron recuperar los lazos con otras salas teatrales de la ciudad que cuentan con nuevas autoridades, continuar con la difusión de las obras subsidiadas a través de internet, la actualización permanente de la matriz de danza (herramienta informativa de ayudas estatales para la danza) y el acervo del archivo audiovisual de obras que fueron subsidiadas por el organismo.

El presupuesto de Prodanza de este año, se incrementó apenas en un 10 %, totalizando un millón ochocientos mil pesos aproximadamente, para otorgamiento de subsidios. El nuevo directorio asegura que no alcanza, que se necesita ampliarlo. No estaría mal acercarlo un poco al presupuesto de su área hermana, Proteatro, que cuenta con casi diez millones de pesos anuales.

En cuanto al reclamo del sector referido a que Prodanza alguna vez había devenido en un área centrada en la danza contemporánea, Saltiel aseguró que el organismo “está subsidiando también proyectos de folklore, tango”, y Señorán sumó danza española: “el porcentaje es en tanto el porcentaje de los proyectos que se presentan. El 70 % es danza contemporánea. Entonces es razonable que exista la misma proporción en cuanto a la entrega de subsidios”. Para Saltiel el directorio evalúa las características de cada uno, “el circuito de la danza contemporánea en un grado más experimental, a diferencia de otro tipo de proyectos que pueden ser más comerciales”.

Para Saltiel, los mayores reclamos del sector de la danza no oficial de la ciudad, son muchísimos, “las necesidades de hace diez años de un coreógrafo queriendo hacer su obra, sigue estando, pero se multiplicó y se diversificó”. Además, “antes uno pensaba una obra para ser presentada en un espacio convencional, mientras que hoy, a veces ni siquiera llega a haber público presente”, refiriéndose a las experiencias transmitidas por streaming”. Señorán afirmó que la gente necesita “más dinero, más espacio, más público” y Saltiel agregó: “difusión y movilidad”. En estos quince años “la población de danza ha crecido de forma impresionante, la revolución tecnológica, los cambios en el arte a nivel mundial, que también llegaron a Argentina y Buenos Aires, todo eso empieza a pedir que nosotros estemos pudiendo pensar también de una manera diferente”. Para ella es fundamental ampliar los subsidios hacia una línea de investigación, entendida como proceso creativo sin necesidad de finalizar en una obra escénica. Para la funcionaria que opina que publicar y escribir sobre danza “también es hacer danza contemporánea”, la investigación pasa por aquellas experiencias “que no llegan a formato obra (…) Son períodos de trabajo más internos, más horizontal, compartiendo con una numerosa cantidad de otros coreógrafos, o de otros artistas”.

Los directores también fueron consultados sobre el estado de la Casa de la Danza, un inmueble que le había sido destinado a Prodanza hace unos años, y del que se supone se habría perdido su potestad. Si bien ambos no estaban muy al tanto, aseguraron que sería genial tener un espacio propio. Para finalizar, los directores aseguraron que en un mes o dos, podrían anunciar nuevas propuestas. Entre ellas, adelantaron que la próxima convocatoria (2017) se abriría en noviembre de este año, para maximizar los plazos de estreno de las obras que deben realizarse dentro del calendario fiscal anual. “Hay muchos proyectos que se inician a partir de conocer los resultados”, confesó Saltiel.