El inició su temporada anual bajo la dirección de , con en versión coreográfica de

 

Fueron ocho funciones del 1º al 9 de abril, en las que alternaron los roles protagónicos tres repartos. En la noche a la que asistió esta cronista fue Giselle y , Albretch. Lisandro Casco interpretó a un convincente Hilarión (con estudiada y coherente mímica) y fue una estupenda Myrta (con magistrales pas de bourrée couru que la hicieron levitar sobre la escena).

La orquesta dirigida por , consiguió momentos de honda emoción, que contribuyeron a conformar el clima propicio para Giselle, fiel representante del romanticismo.

La adaptación coreográfica fue en un todo congruente (excepto por algunas brevísimas entradas especiales para aplausos, sin música, que cortaron un poco el relato), y las presentaciones demostraron un cuidado especial en las preparaciones previas a las funciones. El ensayo, bien dirigido, siempre da como resultado una propuesta prolija. Así fue en este caso, en donde el cuerpo de baile pudo lucirse como una unidad amalgamada (perfectas las diagonales del segundo acto), que supo disimular diferencias individuales. El paso de los paisanos del primer acto, fue enérgico con Agustina Verde y Esteban Schenone, quienes disfrutaron su jovial actuación.

Julieta Paul, bailarina con trayectoria, ofreció correctamente la doble interpretación de su personaje (primer acto: joven aldeana enamorada, versus segundo acto: espíritu fantasmal), sin tomar riesgos técnicos innecesarios (con dificultades para bajar suavemente de las puntas, en el segundo acto) y buena batería de cruce.

Estuvo muy bien acompañada por Miguel Angel Klug, con ajustado physique du rol sobre todo en el segundo acto. Caballero de buen porte y preciosas manos (que usó poco), fueron convincentes sus baterías de cruce, aunque por momentos hubo extraños movimientos de cabeza.

 

Próximas actuaciones

Del 10 al 19 de junio, el Ballet Estable del Teatro Argentino de La Plata presentará , en su sede. Como es habitual habrá micros desde y hacia la ciudad de Buenos Aires el día del estreno.

El siguiente programa informado a Balletin Dance, se presentará en septiembre fuera de sede, bajo el título Tríptico, compuesto por el Pas de Action de La Bayadera en reposición de Martín Miranda, Estancia de (sobre música de Alberto Ginastera) y Bésame de .

Un cuarto programa en 2016 se estaba por confirmar cuando esta revista ingresaba a imprenta, y podría realizarse en la ciudad de Buenos Aires.