Peña La Guapetona Foto . Paola Evelina

Flamenco

Itinerantes: Del Tablao a la Peña

Por Gabriel Vaudagna Arango

La peña es un lugar de encuentro entre público y artistas y ese es el espíritu que sostiene creada por al llegar a Buenos Aires hace cinco años y con réplicas en y en

Es en la peña, un pequeño local donde se encuentran aficionados al flamenco para conformar una especie de tertulia, en la cual mientras unos cantan, otros tocan y algunos beben para discutir acerca de lo que se está cantando. Sucede en en muchos sitios, sobre todo en Andalucía, entre las más conocidas se mencionan la Peña el Niño de la Alfalfa en Sevilla o Torres Macarena, pero también han llegado al Río de la Plata.

La Guapetona se encuentra celebrando su quinto aniversario, y mientras se preparan para los festejos que sucederán entre junio y julio esta peña itinerante de flamenco sorprende al público con clases de baile, performance de artistas y pintura en vivo en distintos espacios de la ciudad. En mayo la bailaora Sevillana Manuela Ríos fue una de sus invitadas entre otros muchos artistas locales. En una entrevista exclusiva para Balletin Dance su creador Iván Carrillo relata los avatares de su organización.

“Acababa de llegar de Barcelona y un amigo me propuso hacer unas fechas de música en vivo y una en particular de flamenco, mientras que otros amigos me sugirieron hacer una peña como las de España. El primer cartel de promoción salió sin nombre pues todavía no sabía cómo llamarla, fue tan precipitado. Barcelona que es una ciudad muy moderna, con el arte muy fusionado, allí el flamenco está por fuera de lo que son los circuitos de los tablaos y aquí no encontraba ese ámbito.”

Carrillo se explayó un poco más: “ir a cualquier lugar y de repente encontrarte con el flamenco. Que no tengas que ir a buscarlo, sino que el flamenco aparezca, en circuitos más alternativos. Y hacerlos para que fuera popular, ya que el precio de los tablaos suelen ser elevados”.

 

¿La Guapetona se transformó en un movimiento de jóvenes estudiantes de flamenco?

“Puede ser, nunca me lo había planteado así. Creo que se convirtió en un movimiento y punto de encuentro entre gente del flamenco y no flamencos, gente que le gusta una movida fresca con un buen espectáculo y que pueda participar de una clase. Un punto de encuentro, sin prejuicios”.

Para elegir los espectáculos, el organizador intenta convocar a quienes aún no han actuado en su peña, “creo que no queda ningún músico que no haya pasado” porque son pocos, afirmó, pero “sí las bailaoras y bailaores. La gente ya está muy predispuestas a participar al punto que ya casi nadie lo hace por el dinero sino por estar. Estos no es mío, es de todos”.

Antes de llegar a Buenos Aires Iván Carrillo, bailaba en Barcelona “en una compañía de Zarzuelas, daba clases de flamenco, trabajaba con niños discapacitados  y armé un grupito de flamenco que se llama Nuevos Aires Flamenco”. ¿Cuál es la mirada catalana sobre el flamenco? “Soy catalán por cuestiones de la vida, pero toda mi familia es andaluza, nací en un barrio de inmigrantes andaluces y gitanos de Barcelona porque en los años ’60 hubo una inmigración muy grande. Pero como los catalanes no los querían, armaron guetos entre andaluces y gitanos que tampoco querían a los otros. Hay muchos barrios así. Por eso mi mirada del flamenco es mucho más cercana a un andaluz que a la de un catalán: creo que está en un punto en el que está creciendo mucho, la crisis que hubo en España empujó a los artistas a tener que salir de España, hacer más giras… Aquí lo he notado mucho, ahora cada mes hay dos o tres artistas reconocidos del ambiente visitando Buenos Aires. Está en un punto de expansión muy grande y sigue evolucionando, el baile está vivo y se está fusionando.

 

Música y danza, pintura, teatro y otras performances

La Guapetona es una fusión de artes con el flamenco como hilo conductor, la música y la danza como un típico tablao, con un presentador que va conduciendo el evento (tratando de arrancar alguna sonrisa para que no sea todo tan serio) y un pintor que durante todo el evento va pintando su mirada del flamenco, y la peña es itinerante, cada mes se realiza en distintas sitios o en distintas ciudades. La próxima del mes de junio será en Montevideo y el 15 de julio en Buenos Aires en el espacio Mandril, siguiendo los festejos del 5° aniversario.

COMPARTIR
Artículo anteriorNovedosa Propuesta
Artículo siguienteBuen Inicio
Gabriel Vaudagna Arango
Gabriel Vaudagna Arango, Lic. En danzas, profesor de danzas españolas e investigador. Responsable de la columna de flamenco en Balletin Dance desde 2013. Ha publicados dos libros de danza Apuntes de clases, la danza española y el baile flamenco (2013) Post Flamenco, vanguardia y ruptura en el baile (2015). Es jurado en eventos de danzas de todo el país y dicta cursos y talleres de flamenco y folklore español. La Embajada de España le otorgó un reconocimiento en 2005 por su labor de difusión cultural.