Zarko Prebil

0
107

Split, Croacia (Yugoslavia), 1934 – Roma, Italia, 12 de junio de 2016

Zarko Prebil se inició en el ballet en Yugoslavia, a los 11 años, donde llegó a ser primer bailarín en Zagreb (1951 -1955) y Belgrado (1955-1965). Para continuar su aprendizaje, se trasladó a Rusia donde estudió con Asaf Messerer, Alexei Yermolaev, Leonid Lavrovsky y Marina Semionova, entre otros. Se graduó como maestro y coreógrafo en el Instituto de Estado para el Teatro de Artes de Moscú (1966 a 1975), bajo la tutela de Nikolai Tarasov.

Trabajó en Italia desde 1968 (Opera de Roma y San Carlo de Nápoles) donde realizó gran parte de su carrera (desde 1978 al frente de la Academia Nacional de Danza) y repuso versiones de los grandes clásicos en toda Europa y en diferentes países del mundo. Llegó a la Argentina en reiteradas oportunidades. Al en 1980 por primera vez, para montar su encantadora versión de , que repuso personalmente en 2010, y El . Además fue director del Ballet Estable del Teatro Argentino de La Plata en al temporada 2001, donde montó Don Quijote y .

Sus puestas se caracterizaban en ser extremadamente refinadas, con el más puro rigor académico, realistas, con el equilibrio justo entre pantomima y baile, y entre escenas de cuerpo de baile y los protagonistas. Era un hombre educado, con una inteligencia viva, que despertaba amores y odios en quienes lo trataban. Su metodología docente tenía una lógica científica, cuidaba la organicidad, la pureza, la formalidad y la musicalidad absoluta.

En noviembre de 2014, recibió el Premio a la Trayectoria, en un acto celebrado en la Opera de Roma, donde aprovechó para dirigir al público un largo discurso, en el que recordó su carrera, agradeció y también pidió disculpas, a antiguos alumnos y bailarines.