Nota de tapa

Por primera vez llega al Teatro Avenida de Buenos Aires, el bailaor español Manuel Liñán, con su tercer espectáculo, Sinergia, en el que cada escena va construyendo la parte de un todo como piezas independientes, a las que el flamenco conforma en un nuevo objeto

 

Manuel Liñán no es un bailaor más del mercado, es un bailarín formado que sabe lo que hace y todo lo realiza con una alta calidad interpretativa y creativa. Muchos han intentado bailar con bata de cola, sólo que cuando lo hace Liñán logra componer un lenguaje nuevo con un símbolo del flamenco femenino. Ha sido merecedor de los más prestigiosos reconocimientos en los últimos tiempos incluso el premio Max como mejor intérprete y el premio de la crítica del Festival de Jerez 2016. Ha coreografiado como invitado al y a bailaoras de prestigio como Rafaela Carrasco, Belén Maya y “La Tati”, entre otras. Visitó Buenos Aires en diferentes oportunidades para dictar talleres y bailar en el tablao ; esta vez llega con su tercer espectáculo al teatro más español de la ciudad, acompañado por sus propios músicos.

En entrevista telefónica para Balletin Dance, mientras se encontraba dictando un taller de danzas en Singapur, adelantó algo de lo que se verá en nuestra ciudad, el 15 de abril en el Teatro Avenida.

 

¿De qué se trata Sinergia?

Se basa en lo que a mí me mueve para construir un baile. En Sinergia traté de plasmar la importancia que tiene para mí cada elemento del flamenco, cómo influyen tanto la guitarra como el cante en cómo se construye el baile.

 

En la sinopsis del espectáculo dice “la importancia de un todo y un abanico de distintos perfiles que los demás aportan a tus emociones” ¿Cuál es el tratamiento que le da a la emoción del otro?

Más que nada es algo recíproco. Cada intérprete de Sinergia me aporta una energía diferente, una manera de expresarme distinta. La guitarra me lleva a un terreno diferente que las voces y con cada uno de ellos hago piezas diferentes.

 

¿De qué manera el flamenco completa en usted ese todo?

El espectáculo se basa en la construcción de una coreografía, que en el transcurso del espectáculo se va haciendo en partes sin elementos, sin ningún fragmento musical que la apoye. El resultado es un recorrido por los distintos intérpretes, para mostrar una coreografía final con todos los elementos.

 

En relación a la composición coreográfica ¿tiene alguna fórmula de trabajo o un disparador para iniciar una nueva creación?

Siempre se me ocurre por la necesidad de comunicar algo como artista, o por alguna inquietud de cómo tratar diferentes emociones, o de reflejar experiencias distintas, o las propias vivencias.

 

En su última producción, Reversible, usted baila con Bata de Cola ¿cuál es el significado que busca, o qué quiere generar en el espectador?

Ninguno. Siempre me ha apetecido bailar con la bata de cola y eso es lo que hago, trato de no justificarme ni crear un personaje. La bata es un elemento que siempre me ha atraído, desde la infancia, y por ciertas limitaciones sociales no lo había hecho. Ahora que veo las cosas de otra manera, quiero bailar con la bata, y también, porque me siento identificado.

 

¿Qué sucede con lo simbólico que carga la propia bata de cola, como un vestido de uso femenino y de un sector determinado. Esto le influye?

Tanto con la bata de cola como con el mantón, tu cuerpo adquiere un lenguaje diferente, lo modifica, te da una manera de expresarte o de manifestarte distinta. Primero porque son elementos que se utilizan para el baile y técnicamente tienes que saber usarlos y segundo porque es una estética diferente.

 

Es uno de los artistas más premiados de los últimos tiempos ¿cómo lleva adelante su carrera?

Pues con mucho esfuerzo y muy agradecido a todos los reconocimientos. Es verdad que los reconocimientos te dan mucha ilusión y mucha fuerza para seguir, pero también mucha responsabilidad para poder continuar estando allí y de por lo menos mantenerse estable.


Sinergia

Fecha: 15 de abril, 21 hs, Teatro Avenida

Dirección e interpretación: Manuel Liñán

Cante: Miguel Ortega y David Carpio

Guitarra: Víctor Márquez “Tomate”


Prisma

“Vamos a hacer un laboratorio con artistas locales, para crear un espectáculo y montar una gala de presentación”. El sábado 22 de abril se presentará Prisma Flamenco, una mirada al flamenco desde nuestra tierra, dirigida y coreografiada por el propio Manuel Liñán, en la sala Caras y Caretas de Buenos Aires.

Baile y coreografía: Guadalupe Aramburu, Anabella Ablanedo, María Sara Cadirola, Agustina Cantero, Andrea Defelice, Lorena Di Prinzio, Catalina Gutiérrez, Belén Moraña, , Silvana Perdomo, Lujan Obrón, Mónica Romero, Daniel Corres y Gastón Stazzone.

Cante: Eugenio Romero y Álvaro González.

Guitarra: Esteban Gonda y Nico del Cid.

Percusión: Juan Romero.

COMPARTIR
Artículo anteriorOferta Educativa
Artículo siguienteExperiencias Inolvidables
Gabriel Vaudagna Arango
Gabriel Vaudagna Arango, Lic. En danzas, profesor de danzas españolas e investigador. Responsable de la columna de flamenco en Balletin Dance desde 2013. Ha publicados dos libros de danza Apuntes de clases, la danza española y el baile flamenco (2013) Post Flamenco, vanguardia y ruptura en el baile (2015). Es jurado en eventos de danzas de todo el país y dicta cursos y talleres de flamenco y folklore español. La Embajada de España le otorgó un reconocimiento en 2005 por su labor de difusión cultural.