A Pura Piel

0
38
Cuerpos receptivos en la LA Dance Company. Foto: gentileza de la Embajada de Estados Unidos

La embajada de Estados Unidos en nuestro país ejecutó un programa de intercambio cultural en conjunto con la compañía , dirigida por . En ese marco dictaron seis workshops y dos funciones en las que sus bailarines pusieron en marcha cuatro piezas a pura piel

 

El sábado 13 de mayo Los Ángeles Dance Company, elenco de amplio repertorio y de cuarenta bailarines, se presentó en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires con un programa integrado por cuatro piezas coreográficas: Delicate Skins de Christian Denice, Sporty de Micaela Taylor, EBBA de Genevive Carson, y Beautyfear de Gregory Dolbashian. Cada una mostró cuerpos hipersensibles, calidades de movimiento exactas que por lo general partían desde la piel.

Además, durante su estadía en nuestro país, la compañía dictó seis seminarios para bailarines, docentes y estudiantes, en el marco del programa de la embajada estadounidense, replicando una experiencia realizada en Nueva Zelanda.

En diálogo con Balletin Dance (manager) señaló que “logramos superar las dificultades” en sus actuaciones porteñas, debido a de los once bailarines que vinieron ninguno habla español. “Los técnicos del centro cultural tampoco hablaban inglés”. En los seminarios a los que asistieron estudiantes, docentes y bailarines profesionales, Angeloff los encontró “buenísimos. Vi gente de todo tipo, jóvenes de 17 años hasta gente de 50 años o más. El sentir que tienen es muy real, crudo. Para los bailarines argentinos es muy fácil conectar entre sí. Nosotros tardamos más en compartir energías con nuestros partenaires, aquí esto es diferente”.

Por su parte, Genevive Carson (directora del elenco) explicó que sus bailarines “tienen como base la danza contemporánea y además entrenan en técnica clásica”. Pero además, muchos de ellos “hacen hip- hop, jazz y moderno. Son muy versátiles”. Resulta muy grato para el espectador la variedad que presentan todos ellos en escena, en cuanto a su nivel físico, a la hora de seleccionar nuevos aspirantes, ellos buscan “la singularidad de los bailarines. No me interesan bailarines que sean iguales, me gusta ver personas únicas, de presencia y versátiles. Que logren adaptarse a diferentes estilos con fuerza”.

Carson también explicó que la selección de las piezas que presentaron en nuestro país, tuvieron mucho que ver con la sala en donde iban a presentarse. Al enterarse de que era “pequeña”, resolvieron poner en escena los trabajos más íntimos y cercanos al público. “Queríamos que el espectador logre sentir la energía de los bailarines.”

El cometido fue exitoso y los bailarines de la LA dance Company lograron conmover a los espectadores con diferentes y múltiples calidades de movimiento, manejo de la técnica, presencia escénica y una energía que se sintió en la piel de muchos.

Artículo anteriorColaboración
Artículo siguienteDe Raíz
Facundo Nahuel Aguirre Fernández
Egreso en como periodista en el año 2013 de la Universidad Católica de Santiago del Estero. Trabajo en la revista empresarial Panorama jujeño del año 2012 al 2014. Colaboró en revistas culturales como Circo Cromático, Danza Europa y Américas y Giro Cartelera. Desde 2014 escribe en la revista Balletin Dance. En 2015 colabora como asistente de prensa para el grupo Una Constante. Recibe su formación como bailarín de estudios como Nuevo estudio Danza y FACE.