El Genio Capitalino

0
51
Magnífica actuación de Roberto Peloni. Foto: Nacho Lunadei

Buenos Aires es una usina de creación, de cultura, de arte. Cientos de propuestas mensuales pueden abarcarse en su cartelera. Con aptitudes dispares, mejores o peores ideas, con diferente calidad de resolución. Pero de vez en cuando, uno vuelve a sorprenderse con el talento que se encuentra, por ejemplo, en The Rocky Horror Show, los martes en el Teatro Maipo, hasta fines de agosto

 

El icónico musical se estrenó en el Royal Court Theatre de Londres el 19 de junio de 1973 y dos años más tarde ya estaba en la Argentina, mientras se estrenaba la película homónima (otra puesta se dio aquí en 1994). The Rocky Horror Show es un homenaje a las películas de terror clase B de comienzos del siglo pasado, y durante más de 40 años se ha mostrado en 30 países, traducida a 20 idiomas.

La renovada versión que se muestra ahora en el Teatro Maipo, cumple con todas las características que se viven a nivel internacional: algunos en el público llegan caracterizados como los personajes, todos realizan acciones de acuerdo a lo que sucede en escena (las instrucciones también se incluyen en el programa de mano para los neófitos) y algunas famosas canciones de aquella época son cantadas por todos.

En el argumento, según el guión original de Richard O’Brien, conviven extraterrestres, travestis, científicos locos, una criatura nacida como Frankenstein, algo de La Guerra de las Galaxias, y una pareja “normal” norteamericana de clase media de la década del ’70. Todo ello no es más que una excusa para descubrir la genialidad de sus intérpretes, dirigidos por el joven , con una banda en vivo (a cargo de Mariano Cantarini) ubicada en algunos de los palcos. La coreografía firmada por , cuenta con asistencia de Antonella Campaniello, y resultó interesantemente compleja para el ensamble (Luli Muiño, Lucas Gentili, Facundo Magrané, Mariano Condoluci, Ana De Vicentiis y Julia Tozzi).

El multipremiado como el Dr. Frank-N-Furter, simplemente imponente; sacrcástico, erótico y maléfico. Lo acompañan en escena la encantadora (como Magenta en mayo y junio, luego sigue ), (Jannet) y (Brad) como la parejita modelo, (Rocky) de cuerpo escultórico, (Riff Raff) hace a un jorobado de excelente voz, (Columbia) que además baila muy bien tap, (como Eddie y Dr. Scott) y elenco. El narrador de la historia (criminólogo) cambia en cada función, con invitados especiales entre los que ya estuvieron Moria Casán, Marcos Mundstock, Florencia Otero y German Tripel, entre otros.

Con buenas luces e ingeniosa escenografía, se trata de un divertido espectáculo de alta calidad, donde todos cantan, actúan y bailan a la perfección.