cumplirá este mes 74 años, y lo festejará de gira en Perú. En esta conversación sintetiza la experiencia de integrar tres proyectos escénicos simultáneamente, como bailarín y actor

 

En una fugaz visita a la sede de Balletin Dance, Roberto Dimitrievitch, conversó con esta cronista en referencia a sus próximos estrenos en la ciudad de Buenos Aires. Es que actualmente está vinculado a tres obras en cartel, de diferente carácter, que lo tienen entre sus protagonistas.

 

Qué Azul es Ese Mar

La obra dirigida por , se estará presentando este mes en el festival Sala de Parto que se realizará del 11 al 25 de septiembre en diversas salas de Lima, Perú. Allí el genial bailarín celebrará su 74º aniversario. Poco antes de partir, Qué Azul Es Ese Mar fue seleccionada para integrar el ciclo Formación de Espectadores. “Estamos transitando la cuarta temporada. Somos una pareja en el mar, nos deslizamos en el agua”, simplifica, para referirse a que el agua cubre todo el piso del escenario.

La obra interpretada además por ,  y , partió del video documental Crucero (que se proyecta antes del espectáculo), que retrata los viajes vacacionales de un matrimonio durante varias décadas desde los años ‘60. “Ellos actualmente viven [dice mientras ríe], increíble. Son más o menos de mi edad y están los dos muy bien”.

En el marco de este ciclo ideado para escuelas (con alumnos que cursan turno mañana y turno tarde), la obra presentará funciones especiales en septiembre y octubre, con una charla posterior con la joven platea.

Por otra parte, “estamos tratando de organizar el dictado de clases en Lima, porque Stella Maris da clases de Graham, Matías da Laban, Laura da contemporáneo actualizado, Eleonora es profesora de tango y yo doy clásico”, afirmó el maestro.

 

Los Pacientes

Por otra parte, Roberto Dimitrievitch integrará el elenco de Los Pacientes, un estreno dirigido por Laura Conde, con coreografía de Eleonora Comelli, junto a Vanesa González, Jorgelina Martínez, Liza Rule Larrea, Pablo Emilio Bodegain, Angelina Casco Guiñazú y Stella Maris Isoldi.

“Liza es una nena de diez años, que es una joyita. Está en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, y espero que llegue a ser una gran bailarina en el futuro, más allá de que recién empieza. A ella le monté una coreografía de danza clásica, que baila dentro de la obra”, explicó el maestro. La obra escrita por la poeta Ana Rocío Jouli, “una chica de 24 años, que está en Canadá actualmente, es muy linda. Estamos en un hospital, en camillas, como si fuéramos enfermos y cada uno tiene su historia”. La puesta en registro multidisciplinario incluye la infancia, la muerte y la maternidad, tres universos dentro de un hospital, y se presentará en El Portón de Sánchez en octubre.

 

Fuerza de Gravedad

La tercera obra a la que hace referencia este artículo, es Fuerza de Gravedad, una pieza autobiográfica que interpreta junto a Stella Maris Isoldi, , Guillermina Etkin (en video  y ), bajo la dirección de , con coreografías de Marina Sarmiento, que estrenaron en Madrid, España, en 2015. Suspendieron las funciones cuando la directora tuvo un bebé, “no creo que yo vuelva a hacerla” -dice- pero obviamente no podría ser reemplazado por otro bailarín. “Ese es el problema”, delata entre risas.

Más allá de asegurar que luego de estas temporadas, se retira de los escenarios, Roberto Dimitrievitch no puede dejar de comprometerse cuando lo convocan “porque… si bueno: no hay bailarines de mi edad. Y siempre te enganchan con esa cuestión. Pero también tiene que ver también con ayudar a un coreógrafo joven.”