Informe |

Ludmila Pagliero realizó seis presentaciones con el que dirige , en su reciente gira sudamericana

 

Llegó tardísimo. El avión había despegado con retraso. Hambrienta, con frío y sueño, en su conversación con el director sólo hablaba del escenario y de la música; de sus entradas con y sin cuerpo de baile; de los horarios. Ella sabe que ese momento inefable, efímero y supremo por el que se espera cada día -la función- sólo se alcanza eficazmente dando todo de uno mismo. Pero esto no es posible sin un trabajo previo, intenso, serio e inteligente. Y para todo eso, las aptitudes naturales, los buenos maestros, la “transpiración” y como condición primera la vocación, son indispensables. Se propuso una meta; ha dedicado cada instante a ello y el éxito la ha coronado con creces.

Con el apoyo del Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires y la , el Ballet del Sur, con la estelar presencia de Ludmila Pagliero, concretó presentaciones en tres diferentes puntos geográficos. La Sylphide, de Auguste Bournonville en reposición y versión coreográfica de de Boutellier con música de Hermann Lovenskold, conformó el programa en todas las ocasiones. Actuaron en el Teatro Municipal de Bahía Blanca (22 y 23 de julio), el Teatro Coliseo de Buenos Aires (28 y 29 de julio) y el Teatro del Lago de El Frutillar, Chile (5 y 6 de agosto).

 

En Bahía

En la presentación del 23 de julio, a teatro colmado, la argentina Danseuse Étoile de la Ópera de París desde 2012, recientemente distinguida con el premio Benois de la Danza, compuso una Sylphide de encantadora levedad y moderada picardía. Su virtuosismo elogiable le permitió mostrar una firmeza que no restó a su rol el carácter de espíritu del aire. Grégoire Lansier, figura integrante del Ballet del Sur, fue su digno partenaire y elaboró un James expresivo y solvente. El cuerpo de baile, impecable en ambos actos. Nombres para mencionar: , Nataliya Gamon, Manuel Martínez. Buena iluminación. Excelente escenografía y utilería.

Artículo anteriorMisiones épicas
Artículo siguienteBailar Después de los 70
Stella Maris Salomon
Profesora de Danza Clásica egresada de la Escuela de Danza Clásica de Bahía Blanca. Estudió también la licenciatura en Letras en UNS, idiomas inglés y francés. Fue bailarina del Ballet del Sur de la provincia de Buenos Aires durante 22 años. Docente de Técnica de la Danza y Práctica Escénica, Regente de Estudios Escuela de Danza Clásica, Vicedirectora Escuela de Danza Clásica y Profesora a cargo del Ballet Infantil (1968 a 1972). Co-Autora del libro “La Danza a través del talento creador de Alba Lutecia”. Como crítica de ballet se desempeña en Diario La Nueva, Periódico Ático y la Revista Balletin Dance.