La Fiesta Grande Del Musical

0
43
Todos los ganadores de la 8ª Entrega de Premios Hugo al Teatro Musical, para la Temporada 2016/2017 Foto . Irish Suárez

Los Premios Hugo vivieron su octava edición. Una vez más, el galardón mayor fue para una obra del circuito off: Asesinato para Dos. Cinelandia se consagró como Mejor Musical y Amado Mío fue lo más destacado del music hall. Mi Perro López arrasó entre los infantiles

 

Dos datos concitan la atención al momento de analizar la octava edición de los Premios Hugo al Teatro Musical, llevada a cabo recientemente en la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner (CCK). Por un lado, que por segundo año consecutivo (y tercera vez en la historia del galardón) se distinguió con la máxima estatuilla, el Hugo del Oro, a una obra surgida en el circuito off. En este caso, Asesinato para Dos (en 2016 había sido Los Monstruos), que de la sala Muiño del Cultural San Martín saltó a la consagración. El otro aspecto de interés es la gran cantidad de reconocimientos que obtuvieron obras que se ofrecieron en teatros oficiales: en el 25 de Mayo (Mi Perro López), en el teatro De la Ribera (Crimen Pasional), y en el propio Cultural San Martín (Christiane, Hombre Viajando en Taxi, Up! La Fórmula de la Felicidad, y la gran ganadora de la noche, Asesinato para Dos). Ambos detalles resultan un aliciente para los abnegados creadores de teatro musical que vienen trabajando con seriedad y esmero desde lejos de las grandes marquesinas.

En lo que la fiesta se refiere hubo sorpresas y momentos de gran emoción, como cuando se entregó un reconocimiento a la trayectoria a Sandra Guida, que fue ovacionada de pie. También hubo tiempo para descubrir a jóvenes valores sub-20 en el cuadro musical de apertura (del que participaron Facundo Mazzei y Diego Reinhold como invitados) y para reclamar por la aparición de Santiago Maldonado (Guillermo Fernández, Karina K, Carlos March y Pepe Cibrián pidieron por él). De todo, como en botica, en una ceremonia prolija y extensa que tuvo como bastoneros a Reinhold, Carla Peterson y Daniela Fernández, y como grandes titiriteros en las sombras a los creadores de los Premios Hugo, y , dispuestos a visibilizar una vez más la profusa actividad del teatro musical en el país.

La obra que llegó al CCK como número puesto se fue con las manos cargadas de estatuillas, sí, pero no de las más pesadas: Sugar, el éxito de taquilla de la temporada, acaparó siete distinciones, varias de ellas en rubros técnicos (producción integral, coreografía --, escenografía, diseño de vestuario), además de la revelación masculina (Nicolás Cabré), actor de reparto (Rodrigo Pedreira) e intérprete masculino en ensamble (Pablo Juin). Pero se le escapó a Griselda Siciliani el de actuación protagónica femenina, que ganó por su trabajo en Jekyll & Hyde (otra de las grandes ovaciones de la velada), entre varios más.

 

Lejos de ser apenas un cantor de tangos, Guillermito Fernández se impuso en actuación protagónica masculina por Crimen Pasional, barriendo a Rodó, Peloni, Carlitos Casella, Darthés y Mariano Zito. La obra que dirigió Marcelo Lombardo en La Ribera celebró también en los rubros música original (eterno Piazzolla), dirección musical (Cristian Zárate) y revelación femenina (Florencia Segura).

Amado Mío, la notable producción de Kinucha Mitre que se vio en el Maipo Kabaret, festejó entre las propuestas de music hall, café concert y varieté: fue la mejor de la categoría y Matías Chapiro se llevó el trofeo correspondiente a los arreglos musicales. Mejor intérprete femenino en music hall, Lucía Baya Casal por Mío! Martita y los Matorrales; mejor intérprete masculino, Julián Pucheta por Cuatro Barrios.

 

López y Christiane

La del 11 de septiembre fue una noche consagratoria para Belén Pasqualini, sin duda: por su unipersonal Christiane compartió con Pepe Cibrián Campoy (Lord) el reconocimiento a las mejores letras de musical argentino, y se llevó también los premios a mejor libro y mejor espectáculo para un solo intérprete.

Entre las obras para chicos, Mi Perro López dio el batacazo. Fue el mejor musical infantil/juvenil y obtuvo además las distinciones a mejor intérprete femenina (merecido destaque a Andrea Lovera) y mejor dirección (Omar Calicchio y Gastón Cerana). El mejor intérprete masculino en infantil/juvenil fue Mariano Chiesa, por Marco Polo, y la mejor coreografía, compartida entre la experiencia de (Vivitos y Coleando 2) y el ímpetu renovador de Matías Napp (Up! La Fórmula de la Felicidad).

La cantera de talentos del circuito off también tuvo su espacio de lucimiento. Brillaron Irene Almus (mejor intérprete femenino por Espumas de Oriente) y Santiago Otero Ramos (intérprete masculino), Marcelo Kotliar (adaptación) y Gonzalo Castagnino (dirección), por Asesinato Para Dos, que fue además el mejor musical off del año. Cinelandia pudo haberle hecho fuerza a Asesinato… en la pelea por el Oro, pero no le alcanzó a pesar de obtener los trofeos a mejor musical y mejor dirección general (Alfredo Arias).

Emocionado y rodeado de su equipo celebró sobre el escenario Juan Iacoponi, productor de la pieza merecedora del premio mayor, un delicioso “musical de bolsillo” estrenado en el off Broadway en 2013, que acaba de bajar de cartel y es de esperar que regrese pronto.