Entre dos Orillas

0
49
Alicia Fiuri y Eduardo Guerrero, invitados en Montevideo. Fotos: gentileza del Festival

Silvina Garay Zapata, bailaora uruguaya y aficionada al flamenco, tomó las riendas para organizar el 1° Festival Flamenco de Montevideo, que incluye espectáculos, clases y conferencias y al que acudirán artistas de Brasil, Chile, Paraguay, Argentina, España y Costa Rica

 

En relación al flamenco, las dos ciudades a la vera del Río de la Plata, Montevideo y Buenos Aires, han crecido artísticamente en los últimos años, en cuanto a su desarrollo y la producción de espectáculos. Gran parte de ello fue impulsado por la llegada de grandes artistas del género y por la cantidad de bailaores que asisten a sus cursos. La capital uruguaya, como la nuestra, tiene una larga tradición de cultura española, aunque el flamenco había estado allí un poco relegado, pero en la última década, artistas de ambas orillas entablaron un vínculo de trabajo, que los lleva de una a otra, para bailar, cantar o tocar.

En conversación telefónica con Balletin Dance, Silvina Garay Zapata se explayó acerca de este festival, con todo lo que supone una empresa semejante, que se desarrollará durante diez días, a comienzos de noviembre, cuyo objetivo central será integrar el flamenco en la región.

 

¿Cómo surgió este primer festival?

“La idea de poder realizar un festival en Montevideo nació al ver todo el desarrollo que hay en la región en relación al flamenco, fundamentalmente en Argentina, Brasil y aquí en Uruguay, y sobre todo porque en los últimos años se ha perfeccionado mucho más. También porque desde que comenzaron a llegar maestros a dictar clases a Montevideo -que antes no pasaba- elevó el nivel. Estar entre Argentina y Brasil, me llevó a pensar que Montevideo podría ser un buen lugar de encuentro, generando un espacio para que suceda”.

 

¿Cuál es el objetivo?

“El objetivo es la integración de los artistas de flamenco de la región, con la idea de que cada año se vaya haciendo en un país diferente. Es fundamental que los artistas se conozcan y compartan las diferentes expresiones, y también que se pueda ver hacia afuera el trabajo que se hace aquí.

 

Valorar lo local en el flamenco es una forma de valorar la propia identidad  ¿Cree que hay una identidad del flamenco local?

“Creo que sí. A nivel musical, sobre todo en la guitarra, con cierta mixtura en la forma de tocar en Brasil y en Argentina, por la carga musical de cada país. En relación al baile, hay otra impronta, que no es tan copiado como lo que se hace en España, sino que hay una cierta búsqueda diferenciada de la forma de bailar”.

 

¿Recibe apoyo de instituciones para esta organización?

“No hay apoyo económico, pero si un aval institucional muy importante. El Ministerio de Turismo aportó un poco de dinero, muy poco, pero todo lo voy sacando a pulmón. El proyecto fue seleccionado para recibir fondos de incentivo cultural (mecenazgo) pero si no tengo apoyo de empresas privadas no es nada. Creo que hay problemas para insertar al flamenco dentro del arte, o de igualarlo a la categoría de arte. Eso es difícil. Por eso no se ha podido ver la magnitud que proyecta este festival”.

 

¿Cómo se programaron las actividades?

“En esta primera edición fueron llamados aquellos artistas de los que conocía su trabajo, por haber visto sus espectáculos, pero también se acercaron muchos que no conocía, con nuevas propuestas. Busqué propuestas diferentes, tradicionales, algunas teatrales, otras con un corte más contemporáneo. Para la próxima edición tendremos un jurado de selección.

Desde España llegará Eduardo Guerrero, a quien vi en 2015 en Jerez y la idea de traerlo estaba dando vueltas hace un tiempo; el grupo de Brasil que hace Toro Negro es muy interesante. Y luego de Argentina, y Néstor Spada que son muy conocidos, y también Carito Echegaray y Andrea Defelice, entre otros artistas, sumados a los de Montevideo que van a producir obras nuevas e inéditas para el festival. También son muy importantes los conciertos de guitarra flamenca, con Carlos Ledermann (Chile), Héctor Romero (Argentina), Flavio Rodrígues (Brasil) y Gonzalo Franco (Uruguay). Habrá conciertos de cante, con Rocío Bazán (España) y varios cantaores argentinos. Una conferencia sobre la historia del flamenco y la identidad, que le dará otra impronta al festival, cursos de baile con Eduardo Guerrero, y un flashmob para la presentación que se hará simultáneamente en Montevideo, Buenos Aires y Mar del Plata.

 

¿Quién es su referente en la danza?

Eva La Yerbabuena, referente de la danza como mujer. Como hombre, me gustaba mucho Joaquín Cortés, sabiendo que fue muy polemizado.

Artículo anteriorIntercambios con Suiza
Artículo siguienteLa Bella Durmiente del Bosque
Gabriel Vaudagna Arango
Gabriel Vaudagna Arango, Lic. En danzas, profesor de danzas españolas e investigador. Responsable de la columna de flamenco en Balletin Dance desde 2013. Ha publicados dos libros de danza Apuntes de clases, la danza española y el baile flamenco (2013) Post Flamenco, vanguardia y ruptura en el baile (2015). Es jurado en eventos de danzas de todo el país y dicta cursos y talleres de flamenco y folklore español. La Embajada de España le otorgó un reconocimiento en 2005 por su labor de difusión cultural.