Defender el Legado

0
167
Mayte Bajo, el mes pasado en Buenos Aires. Foto: Carlos Villamayor

Indiscutible referente de la danza estilizada española, Mayte Bajo trabajó junto a las más grandes figuras de su país. En septiembre visitó la Argentina en el marco del VI Festival Nacional de Danza Española organizado por Sibila. Ambas discípulas de la legendaria Mariemma, la homenajearon en escena y en esta entrevista

 

Mayte Bajo comenzó sus estudios de danza con Mariemma, en Valladolid, su tierra natal. A los 16 años partió a Madrid, donde compartió su enseñanza con Mariló Uguet, “gran maestra de su estilo”. Con ella realizó un posgrado con piezas de su repertorio, “y alcé el vuelo”. Trabajó con María Rosa, para el Teatro de la Zarzuela, con Luisillo, con Joaquín Cortés, hasta sentir la necesidad de “volver al origen”. Fue junto a Josu Gallastegui, “un maravilloso pianista, que me propuso hacer un recital de danza como el que Mariemma llevó a España en los años ‘40, rescatando sus coreografías” cuando llegó a conocerse y “convertirme en la bailarina que soy”. Después de esa experiencia creó su propio proyecto, a la vez de ingresar al Ballet Nacional de España, “luego Romeo y Julieta con Rojas y Rodríguez, Ibérica de Danza, Paco Peña, siempre con papeles interpretativos”. Así sintetizó su trayectoria, la bailarina que hoy es “jefa del Departamento de Danza Española en el Conservatorio de Valladollid, y sigo colaborando con compañías y con proyectos propios, dando mis últimos coletazos como bailarina”.

“La coreografía me encanta, pero en España las cosas tampoco son fáciles. Realmente Valladolid no es Madrid y eso es un impedimento para salir con mis trabajos. Lo cierto es que estamos sembrando en Castilla un germen que no había. Si bien Mariemma es de allí y es una figura internacional, ningún político había apostado por un Conservatorio, hasta ahora”.

 

¿Mariemma  tiene el reconocimiento que se merece?

MB: Para nada. Todos los bailarines reconocemos que su método nos ha enseñado a bailar, pero institucionalmente: cero. La danza en España es la Cenicienta de las artes; tienes que ser productor, coreógrafo, bailarín, distribuidor, músico, y es un desgaste tan fuerte, que ¿cómo no voy a admirar a esa mujer que en un momento de hombres, llevó su compañía por el mundo durante décadas, visitando América en viajes de un mes por barco? Yo creo que la danza tiene una deuda con ella. El año pasado fue su centenario, por eso Sibila quiso hacerle este homenaje. Sibila se llevó su legado y a Mariemma se le caería la baba de ver como aquí se la recuerda y se baila su repertorio.

Sibila planeó este tributo doble: “Pensé en Mariemma como gran coreógrafa vanguardista de su tiempo, comparable al más vanguardista del tango”, Astor Piazzolla. “Mayte creó un Libertango que dejó al público fascinado”. La argentina aseguró que Bajo “es una proyección de Mariemma en nuestro tiempo: toda su impronta pero con una mirada actual”.

 

¿Es un legado que se puede perder?

MB: Vosotros teneis toda la rama de los Pericet. Es que la danza española agoniza un poco, porque somos tan ‘de modas’; de repente llega un boom y parece que no se puede hacer nada más. La escuela bolera y la estilizada han crecido muchísimo, pero apenas se ve en los escenarios, todo el mundo hace una pincelada, pero un espectáculo con un buen repertorio ya casi no lo ves. El promotor de un teatro, al final quiere el flamenco, que es lo que vende. Hay un sitio para cada danza. No me gustaría que un estilo cope sobre los demás porque todos nos nutrimos y enriquecemos, o por lo menos esa es la enseñanza que yo he recibido de Mariemma.

Artículo anteriorCincoViajeras.ar
Artículo siguienteLa Gran Fiesta de La Habana
Gustavo Friedenberg
Gustavo Friedenberg, es técnico en Medios de comunicación y Licenciado en Composición Coreográfica, además de actor bailarín y director. Formado en Argentina y el extranjero, ha recorrido varios países trabajando para diferentes compañías, a la par que desarrollando sus propios proyectos (EEUU, Europa, Sudamérica y el Caribe). Como bailarín se ha dedicado profesionalmente al flamenco, desempeñándose también como docente de técnica y composición.