Entusiasmo Irrefrenable

0
8
Eliana Figueroa y Federico Fernández en A Buenos Aires de Gustavo Mollajoli. Foto: Alicia Sanguinetti

El Buenos Aires Ballet dirigido por Federico Fernández, continúa con una fuerte apuesta de producción en el mundo del ballet, y funciones cada vez más frecuentes

 

Sorprendió el último mes, la decisión de Federico Fernández de tomar una licencia sin goce de sueldo en el Teatro Colón, donde viene asumiendo roles de primer bailarín desde hace años. Es que su agenda de invitaciones para participar en galas, sumado a la convicción de continuar generando espectáculos con su propia agrupación, le impiden asumir todo. Y en este momento de su vida artística, prefiere sentir cierta libertad de acción.

Con el Buenos Aires Ballet, organiza una serie de galas con producción de Karina Battilana, con los pas de deux del repertorio clásico tradicional que más atraen al público, pero que a la vez más interés despiertan en los propios bailarines, por ello el resultado en escena es muy agradable. Durante 2018 estos espectáculos, se replicaron en el Teatro ND Ateneo de la ciudad de Buenos Aires y en el Teatro de Morón, junto a numerosos teatros municipales bonaerenses. Cada mes, difieren repertorio y bailarines, aunque algunos ya son clásicos integrantes del grupo.

En la fecha de septiembre, en la ciudad de Buenos Aires, la compañía mostró fragmentos de El Lago de los Cisnes, Guillermo Tell, Melodía, Insensatez, El Cascanueces, Orillera, Llamas de París y La Esmeralda.

Eliana Figueroa y Federico Fernández fueron sólidos intérpretes en el más clásico de la noche: ella de fluidos port de bras, él como excelente partenaire. David Gómez sobresalió en Bournonville junto a Ludmila Galaverna que pareció flotar sobre la escena. Emanuel Abruzzo y Ayelén Sánchez, mostraron la manera coreográfica de Assaf Messerer con destaque en cómo fueron sus movimientos de brazos. En Llamas de París, Sánchez y Abruzzo deslumbraron a la platea, con una interpretación muy actual que incluyó complicados giros y alta velocidad. El tango de la mano de Emilia Peredo Aguirre y Jiva Velázquez mostró desparpajo juvenil, para finalizar la función con La Esmeralda, con Camila Bocca y Federico Fernández, un pas de deux deslumbrante que arrancó largos aplausos por la seguridad que un buen partenaire, experimentado y sereno (esta noche actuó de manera diferente a la habitual) puede otorgar a su joven bailarina, divirtiéndose con el juego de equilibrios, revoleos y trucos en general. Fue una noche para recordar.

 

Próximas fechas

En noviembre actuarán en el Teatro de Morón (sábado 10), Teatro Maipú de Banfield (17), Capilla del Señor (25) y el 1º de diciembre, en el Teatro ND Teatro de Capital. Luego emprenderán una gira de verano, que los llevará a El Salvador, Costa Rica, Cuba y Bolivia.