Lola Brikman

0
4
Lola Brikman sintetizó 40 años de enseñanza. Foto: gentileza de la organización

El 10 de octubre, Día Nacional de la Danza, Lola Brikman fue homenajeada en la legislatura porteña, al cumplirse 40 años de la fundación de su centro de enseñanza artística

 

El Centro de Educación Corporal (CEC), que alberga al Instituto Superior de Enseñanza Artística (ISEA) a instancias de la Fundación Arte y Movimiento, fue creado por Lola Brikman hace ya 40 años. En su trayectoria ha ofrecido diferentes carreras en danza y expresión corporal, de nivel secundario, terciario y posgrado, con validez nacional y oficial.

El acto homenaje, incluyó discursos de funcionarios públicos, autoridades y egresados del establecimiento. El diputado de la legislatura de la ciudad de Buenos Aires, ex subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social porteño, José Luis Acevedo, explicó haber comprendido la diferencia que existe entre la integración y la inclusión, cuando conoció a Lola Brikman hace unos quince años. El funcionario que felicitó a la maestra por su intensidad y quiso poner en valor el trabajo de todos estos años. Confesó haber tomado esta explicación “como bandera en mi vida política, institucional”.

El profesor Baruj Zaidenknop director pedagógico de la Dirección General de Educación de Gestión Privada de la ciudad (que permaneció hasta la finalización del acto) ofreció un profundo discurso, que planteó desde los conceptos de igualdad, “de esta bendita República Argentina”, se centró en el tema de la educación y en aquellas instituciones que llevan ideales, en acciones concretas, manteniéndose a lo largo del tiempo, “con una fortaleza envidiable”. Educar en el arte, para todos los objetivos que planteó Lola Brikman en estos años, “no es una tarea simple”. Felicitó a la homenajeada y a su equipo, “quienes nos muestran que estas cosas son posibles, que dejan huella, que dejan una impronta, recuerdo y responsabilidad para seguir ejerciendo la noble tarea de ser maestros”.

Por su parte, Lola Brikman hizo un repaso de estas cuatro décadas, agradeció a sus maestros, familia y grandes colaboradores. Sintetizó sus inicios en el marco de la danza clásica y las incursiones en el arte escénico, para desarrollar luego variadas investigaciones sobre las nuevas tendencias, la expresión corporal y las necesidades de la sociedad. Así llegaron a las especializaciones del arte del movimiento para la tercera edad, para personas con capacidades diferentes y al cuidado de la salud para personas en situación de riesgo. Planes pensados en “educar para la vida, que el arte forme parte de la vida”. Por último, Ana Benasayag, actual rectora de la institución, se explayó en base al futuro y a sus propias investigaciones en torno a la elongación, y al manejo consciente del sueño.

A continuación siguieron varios emotivos testimonios de diferentes egresados del establecimiento, que continuaron sus carreras siguiendo sus propios trayectos. Por la noche, el acto coreográfico se presentó en la Escuela de Danza Aída Mastrazzi.