La Universidad Nacional de San Martin Reinaugura su Compañía de Danza

0
290
Elenco actual de la compañía de danza universitaria de la UNSAM. Foto: Magali Brey

David Señoran, director de la focalización en danza de la Licenciatura en Artes Escénicas del Instituto de Artes Mauricio Kagel de la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM), dio a conocer detalles sobre la reapertura de la compañía universitaria, su presentación oficial y el trabajo que se encuentran realizando los coreógrafos Emanuel Ludueña y Damián Malvacio

 

En 2017 la compañía de danza de la UNSAM dirigida por Oscar Araiz, que era director de la carrera, culminó sus actividades. Desde entonces, los estudiantes solicitaron su reapertura como imprescindible práctica escénica, y fue a comienzos de este año que se concretó, con el llamado a audiciones, invitando a alumnos y egresados. Balletin Dance entrevistó a David Señoran, para conocer detalles sobre el proyecto.

 

¿Cómo surgió la idea de volver a dar vida a la compañía?

DS: “El reinaugurar la compañía surgió a finales del año pasado luego de reuniones con los estudiantes de la licenciatura, quienes consideraban la importancia del paso por un grupo en su formación profesional. Además, hubo consenso en las condiciones que había para el armado de la misma”.

Los intérpretes, alumnos de la institución, trabajarán ad honorem durante uno o dos años, con audiciones de ingreso anuales, con el objetivo de dar a conocer la carrera mediante propuestas escénicas propiciando al alumnado una experiencia profesional.

DS: “Se trata de un espacio de formación. Me parece que así aprenden a vincularse desde otro rol por fuera de las clases técnicas. Aprenden a construir su lugar de intérpretes. La estructura de compañía universitaria ayuda a comprender cómo es el funcionamiento de un grupo de danza. Es importante que ellos tengan este tránsito y que nosotros los podamos acompañar en esta experiencia”.

Otra novedad es la adhesión de coreógrafos invitados para la creación de material de repertorio. En esta oportunidad los convocados son Emanuel Ludueña y Damián Malvacio.

 

¿Cómo fue la convocatoria de coreógrafos?

DS: “Llamé a Damián y a Emanuel porque me parecían los indicados para el inicio de un proyecto en el cual no sabíamos qué iba a pasar ni cómo iba a funcionar. Sabía que podía contar con ellos porque se pueden adaptar a una dinámica cambiante. También considero que la mirada de ambos sobre los cuerpos es interesante en el ámbito contemporáneo”.

El enfoque del grupo será crear propuestas que tengan que ver con una mirada contemporánea del cuerpo, en un momento especial en el cual el Instituto de Artes Mauricio Kagel se encuentra atravesando una etapa de revisión sobre su misión institucional.

Por su parte, los coreógrafos intentan “estimular la imaginación y la pulsión creativa de los estudiantes”, según Emanuel Ludueña, quien junto a Damián Malvacio, dirige la exploración del movimiento en una investigación escénica, que abrirá un espacio de reflexión. A partir de allí surgirán las primeras dos obras de esta compañía, que debutará formalmente en agosto, en el Campus de la UNSAM. Continuarán sus actuaciones a lo largo del segundo cuatrimestre en el Teatro de La Rivera, en el hall del Teatro San Martín y en el partido de Vicente López.


Play: el Juego de la Mirada, el Punto y el Viento

Señoran se encuentra trabajando también en un nuevo proyecto escénico-multimedia que se pondrá en escena los sábados de julio a las 23:30 hs, en Hasta Trilce. El coreógrafo comentó a Balletin Dance que: “Play llega a mí de la mano de Ernesto Pombo, un creador apasionado y entregado a su oficio. La propuesta de sumarme a esta obra desde mi mirada creativa, me resultó sumamente atractiva desde lo novedoso del formato, que nunca antes había transitado mi equipo de trabajo”.

Danza, teatro y multimedia se entrelazan en un único lenguaje, en el que lo real y lo virtual conviven en escena. En Play, los performers en sincro con el video, el audio y la iluminación construyen una experiencia que provoca los sentidos. En Play un hombre en situación extrema, revisa su vida y se conecta con aquellas cuestiones existenciales comunes a todos los humanos.

Según el director, esta obra conlleva mucho trabajo por su formato y en ella, “la danza se desenvuelve en escenas que hilvanan un relato, proponiendo muchos matices que dialogan con lo profundo de la propuesta escénica”.

Artículo anteriorPerfeccionando la Propuesta
Artículo siguienteIneficaz Insistencia Hacia lo Mejor
Facundo Nahuel Aguirre Fernández
Egreso en como periodista en el año 2013 de la Universidad Católica de Santiago del Estero. Trabajo en la revista empresarial Panorama jujeño del año 2012 al 2014. Colaboró en revistas culturales como Circo Cromático, Danza Europa y Américas y Giro Cartelera. Desde 2014 escribe en la revista Balletin Dance. En 2015 colabora como asistente de prensa para el grupo Una Constante. Recibe su formación como bailarín de estudios como Nuevo estudio Danza y FACE.