Piazzolla en la Opera

0
73
Excelentes críticas para María de Buenos Aires. En la foto María-Sara Richter y Martín Delavaud. Foto: Agathe Poupeney | Divergence

Matías Trípodi, Federico Sanz y Nicolás Agullo estrenaron María de Buenos Aires de Astor Piazzolla-Horacio Ferrer en la Ópera Nacional del Rin. Los tres viven en Francia y estuvieron dos años trabajando para este proyecto, al que poco a poco se sumaron otros artistas argentinos: Florencia Jaurena, Ignacio Naón, Javier Estrella, Lucas Frontini y Alejandro Guyot

La idea surgió en 2017 “cuando el director del Ballet de la Ópera Nacional del Rin, Bruno Bouché, nos invitó a participar del Festival Arsmondo 2019 dedicado enteramente a la Argentina”, señaló Federico Sanz. El bailarín y pedagogo Matías Trípodi, se impuso con naturalidad como el director y coreógrafo de esta nueva producción que cuenta con 16 bailarines del Ballet de la Ópera en escena.

Esta nueva versión de María de Buenos Aires se vio en la Filature de Mulhouse, en la Ópera de Estrasburgo y en el Teatro de Colmar en Francia.

Se trata de la única ópera de Astor Piazzolla, compuesta en 1967 para un libreto de Horacio Ferrer, inspirado en la leyenda urbana de principios del siglo XX que cuenta la historia de María. Trabaja en una fábrica en las afueras de Buenos Aires y se convierte en una exitosa cantante de los cabarets de la ciudad. La primera parte muestra su ascenso a la gloria y la segunda, su decadencia y su muerte. Tras ser sepultada en Buenos Aires alrededor de 1910, el espíritu de María deambula por las calles porteñas como una reencarnación del tango en la piel de los bailarines. Al finalizar la ópera, María da a luz a un niño, que simboliza el renacimiento del tango y su perennidad.