El Centro Cultural Sábato es invadido por la fuerza y la gracia de Urgen, obra en la que seis mujeres exponen sus estados de ánimo, conjuntamente a una buena puesta en escena, que permite generar imágenes surrealistas en las que el espectador es partícipe

 

La sala está a oscuras, dentro de la penumbra sólo es posible observar un cubo inmenso. El viaje comenzará segundos después, cuando la escena sea habitada por los movimientos rápidos y espasmódicos de una de las intérpretes, que con la ayuda de la iluminación y las proyecciones, invitará a los presentes a un recorrido energético y sorpresivo por todo el espacio del Sábato.

Acto siguiente, los espectadores son llevados a observar una aparente tranquilidad, donde el aire y la gracia femenina serán el preludio para una explosión de múltiples energías. De esta forma Urgen atraviesa al público con disímiles sentidos e imágenes surrealistas.

La pieza es consecuencia de las fuentes de inspiración de : “Cuando inició el proyecto tenia cosas escritas, ideas sueltas. Aun así necesitaba una guía, y empecé a ver películas que me sirvieron de inspiración para ordenar lo que tenía ganas de hacer”. Esas ideas, junto a las de , fueron indagadas y posteriormente con un grupo de bailarinas (Guillermina Brandauer, Candelaria Iocco, Martina Bakst, Macarena Bravi, Laila Dipace, Lucía Kern y María Sol Abrente) lograron acercarse a lo que deseaban: la sensibilidad, fragilidad y fuerza de la mujer, expuestas en un viaje lleno de imágenes dentro de espacios poco convencionales.

Urgen es una obra muy visual. La energía proyectada se hace sentir y así los estados anímicos explorados se perciben claramente por quienes observan a estas mujeres. Aun así, es importante destacar que los mismos son potenciados gracias a los recursos técnicos propios del mundo escénico.

Uno de los mayores logros de sus directoras, fue recurrir a la exploración para centrarse en cada particularidad escénica y/o coreográfica. Mesico y Enrico señalaron a Balletin Dance que: “luego de trabajar sobre las ideas, pusimos foco en cada detalle, cada dedo y su movimiento. No hay nada librado al azar”.

Este proyecto escénico, cuyo nombre surge de un juego de palabras, seguirá presentándose todos los sábados hasta la primera semana de noviembre en el Centro Cultural Sábato. A su vez, el grupo presentará el 7 de octubre una fiesta performática llamada Dimensión Alternativa. El fin de las propuestas de estas mujeres, es “seguir creciendo, proyectarnos y llevar nuestras ideas a otros espacios. Este es un ciclo que se abre para que nos conozcan”, señalaron.

Artículo anteriorPremiados
Artículo siguienteCongreso Nacional
Facundo Nahuel Aguirre Fernández
Egreso en como periodista en el año 2013 de la Universidad Católica de Santiago del Estero. Trabajo en la revista empresarial Panorama jujeño del año 2012 al 2014. Colaboró en revistas culturales como Circo Cromático, Danza Europa y Américas y Giro Cartelera. Desde 2014 escribe en la revista Balletin Dance. En 2015 colabora como asistente de prensa para el grupo Una Constante. Recibe su formación como bailarín de estudios como Nuevo estudio Danza y FACE.