ofrece su nueva creación a cargo de trece bailarines de su compañía, los sábados a las 21 hs, en La Fabrica Espacio de Arte. En la información escrita brindada al espectador, se habla de cómo se vinculan los animales a la hora de procrear, para preservar la especie (y se cuestiona si acaso eso será de alguna manera amor), de la danza y del deseo.

En escena (la escenografía/iluminación son claves en la puesta) los bailarines -con muchísima danza y excepcionales varones- se han deshumanizado. Existen numerosas referencias a diferentes animales, sobre todo aves, pero sin llegar a transformarse en ellos. En algunos encuentros se produce aquello, que hace vibrar a uno, a veces a los dos, bailarines. Pero Temblor, sobre todo, permite el lucimiento de tres de sus protagonistas, cada uno con su propio sello, de cuerpos bien trabajados, buenas líneas y afianzada técnica contemporánea: , y .