Meses eternos

0
19

El continúa cerrado. Las obras de remodelación y puesta en valor se demoraron mucho más de lo planeado. Supuestamente se reabrirá a comienzos de este mes, con la ópera Lucia di Lammermoor (del 2 al 11 de junio), y supuestamente el Ballet haría una función de inicio de temporada a mediados de mes.

Pero paralelamente, el coliseo anuncia una nueva temporada (ya han cambiado varias veces) para el Ballet Estable, que dirigido por , celebra en 2017 su 70º aniversario y que comenzaría recién en agosto; y a su vez, señalan que se volvería a cerrar el teatro en noviembre y que existe una posibilidad de que no se contemple una temporada 2018… la información es confusa.

Lo cierto es que desde el cierre del año pasado, los artistas están prácticamente sin trabajar pues no se contemplaron actuaciones en otros recintos. En este contexto, en mayo se reabrió la Sala Ginastera, para ofrecer una sinfonía y los artistas del coliseo aprovecharon para explicar a los vecinos de la ciudad su situación. El Ballet realizó una clase en las escalinatas de acceso, con un cartel que señalaba que carecen de salas en condiciones mínimas para poder realizar clases y ensayos, mientras que el coro, en estado de alerta con quite de colaboración no participó del espectáculo.

Es decir: los bailarines no están ensayando, pero así y todo el 1º de junio se realizó una selección de bailarines para participar en las próximas producciones. También preocupa que varios de sus integrantes se jubilarán pronto, pero por el decreto provincial Nº 618 no se podrán contratar nuevos postulantes.

De acuerdo al nuevo cronograma, el Ballet Estable ofrecerá Giselle (del 4 al 13 de agosto), Raymonda (del 22 de septiembre al 1º de octubre) y como cierre de temporada Daphnis et Chloé (del 1º al 10 de diciembre) junto a la Orquesta y el Coro.